Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Un escape de cloro causa el pánico en los barrios de la zona norte de Madrid

Cientos de miles de madrileños vivieron con angustia las primeras horas de la noche de ayer, cuando a través de la radio y la televisión llegó a sus hogares la alarmante noticia de que una nube tóxica de cloro cubría una amplia zona del norte de la capital. La Nacional 1 (Madrid Burgos) fue cortada durante varias horas, mientras por los barrios adyacentes se desplegaba todo un ejército de bomberos, policías y ambulancias. El origen de la alarma se había registrado a las 20.17, cuando la rotura de un depósito liberó abundante cantidad de cloro que formó una nube blanca que invadía el barrio de Fuencarral. Doscientos cincuenta vecinos de la colonia de Valdebebas fueron desalojados, y 60 de ellos fueron atendidos con leves síntomas de asfixia. El gas se extendió a ras de suelo a otros barrios. Las autoridades difundieron mensajes tranquilizadored informando de que la nube no era tóxica, aunque provocaba irritaciones. Habitantes de lugares situados más al norte, hacia donde se dirigía la nube, escuchaban con preocupación los noticiarios. Centralitas de servicios de urgencia llegaron a saturarse.

A las 22.30, los bomberos dijeron tener todo bajo control. Pocos vecinos de Valdebebas regresaron a sus casas a dormir. Cuatro quedaron hospitalizados.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Martes, 14 de enero de 1997

Más información

  • 60 vecinos de Fuencarral acudieron al hospital y la N-1 fue cortada