Gómez de Liaño y Sitges declararán a partir del lunes como imputados en el "caso Banesto"

El juez Manuel García-Castellón ha resuelto poner en marcha las diligencias derivadas del auto del 26 de diciembre pasado de la sala de lo Penal, sección segunda, de la Audiencia Nacional sobre el caso Banesto mediante la citación a Mariano Gómez de Liaño -abogado y socio de Mario Conde- y Francisco Javier Sitges para declarar como imputados a partir del lunes. Asimismo, el juez concluirá las diligencias contra Jacques Hachuel y dará traslado al fiscal y las partes personadas para que se pronuncien. La decisión sobre si cabe o no citar a Conde, Arturo Romaní, Ramiro Núñez y Eugenio Martínez para preguntarles por los delitos adicionales que a sala de lo Penal les adjudica, será adoptada en las próximas horas.

La citación de los acusados sobre los que recaen más presuntos delitos, como son los casos de Conde, Romaní, Nunez y Martínez Jiménez parecía un paso inevitable ya que antes de abrir juicio oral contra un acusado se le debe oír previamente.En los casos de Conde y Núñez, por ejemplo, se les atribuye ahora participación en la Operación Locales Comerciales a través de la cual el ex director general de Banesto, Fernando Garro, aparece como responsable de una presunta estafa de 1.727 millones. Cuando Conde y Núñez prestaron declaración sobre todos los aspectos de la querella del 14 de noviembre de 1994, no figuraba. La operación fue incorporada más tarde, al solicitar el fiscal Florentino Orti, el 3 de marzo de 1995, luna ampliación de la querella.

Una situación similar se plantea con otras dos operaciones de presunta estafa -Telson y Veblinsa-, sobre las cuales tres de los querellados no han sido acusados: Conde, Romaní y Martínez Jiménez.

El juez Manuel García-Castellón, cuya comisión de servicios finaliza el 26 de enero, ya ha tomado la decisión de no solicitar una nueva prórroga, lo que significa que la conclusión de las diligencias quedará a cargo de la nueva titular del juzgado central de instrucción número 3, Teresa Palacios.

Sin embargo, en estas dos semanas, el juez García-Castellón realizará algunas de esas diligencias. Aquéllas que ya están perfiladas se refieren a las dos piezas separadas del sumario: Jacques Hachuel, por un lado, y Mariano Gómez de Liaño y Francisco Javier Sitges, por el otro.

En relación al financiero Jacques Hachuel, el juez dictará en breve el auto de acomodación, dando traslado a las partes para que se pronuncien si se debe abrir o no juicio oral contra el citado financiero por la presunta apropiación indebida de 1.344 millones. Las acusaciones, según se desprende de sus recursos, lo pedirán. Respecto a Mariano Gómez de Liaño y Francisco Javier Sitges, el juez les citará para la próxima semana.

Nuevas comparecencias

Sobre una nueva comparecencia de Mario Conde, Arturo Romaní, Ramiro Núñez y Eugenio Martínez Jiménez, el juez tomará una decisión en las próximas horas de acuerdo con la sala de lo Penal. Mientras el juez cree que es necesario llamarles a declarar nuevamente, la sala estima que los nuevos delitos imputados pueden ser debatidos en el juicio oral. La decisión será, pues, resultado de este debate técnico entre las dos partes.

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS