Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

La Academia Sueca entrega sus galardones en el centenario de la muerte de Alfred Nobel

La poetisa polaca Wislawa Szymbrorska destacó en la ceremonia de Estocolmo

La ceremonia de entrega de los premios Nobel de este año coinciden con el centenario de la muerte del hombre en cuya memoria se otorgan. Como es tradicional, hubo dos actos paralelos. El primero tuvo lugar en Oslo, en medio de la tensión y la expectación lógica, ya que uno de los independentistas de Timor Este galardonado corre graves riesgos al aceptar este premio. En la Casa de Conciertos de Estocolmo la ceremonia fue menos tensa. Allí recibieron su galardón otros 11 premios Nobel, en un acto en el que destacó la figura de la poetisa polaca Wislawa Szymbrorska.

Ocho científicos, dos economistas y una poetisa se dieron cita en la ceremonia de Estocolmo, donde recibieron el galardón consistente en un diploma, medalla de oro y un cheque por valor de 7.400.000 coronas (140 millones de pesetas). David Lee, Douglas Osheroff y Robert Richardson, fisicos; Harold Kroto, Robert Curl Jr y Richard Smalley, químicos; Peter Doherty y Rolf Zinkemagel, investigadores en medicina; la poetisa polaca Wislawa Szymbrorska, y el economista James Mirrlees y un representante del profesor Wiliam Víckery, que compartió el premio de Economía pero que falleció un día después de que le fuera otorgado, fueron los galardonadosde este año.La ceremonia de Estocolmo, menos cargada de la tensión que suele acompañar a los premios de la Paz por su naturaleza más polémica, transcurrió en el marco de solemnidad y rutina que le caracteriza desde la primera vez que tuvo lugar en 1901.

La figura más llamativa resultó, como es habitual también esta vez, la galardonada en Literatura. Su humildad, la decisión de donar la mitad del premio para actividades de la cultura en su país, su rechazo del singular ofrecimiento de un benefactor anónimo que quiso testarle su fortuna después de haber obtenido el premio, han perfilado una personalidad que vive en armonía con los valores del mundo en que crea, sin caer en el mercantilismo de algunos grandes escritores. Todo ello unido al valor de una poesía que ha irrumpido con nuevas traducciones en el mundo literario sueco le valieron la simpatía generalizada y el más prolongado aplauso entre todos los galardonados.

Trabajos revisados

Una cena y baile con 1.250 invitados a razón de 31.300 pesetas por cubierto, tuvo lugar en el salón azul del Ayuntamiento.Personalidades del Gobierno, cuerpo diplomático y del mundo cultural asistieron a la ceremonia de la Casa de Conciertos y la entrega de los premios por parte del rey Carlos Gustavo estuvo precedida en cada caso de una breve presentación de la obra y la personalidad de cada galardonado.

La actividad de los premiados en Estocolmo no se reduce a la ceremonia de recepción del premío y la cena. Desde hace días todos se encuentran en la capital sueca y han participado en conferencias y seminarios. Una versión difundida estos días es la de que la Academia de Ciencias premió al profesor de Economía William Vickrey por trabajos de 30 años atrás que éste había revisado y sobre los que tenía ahora puntos de vista totalmente distintos.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Miércoles, 11 de diciembre de 1996