Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

"En días de fiesta no se habla de trabajo"

Induráin recibe la medalla de oro de Navarra y sigue mudo sobre su futuro

Continúa la agonía informativa sobre el futuro de Miguel Induráin. Ni la presencia de más de un centenar de informadores llegados de diversos países, ni la entrega del máximo galardón que otorgan las instituciones navarras, la medalla de Oro de la Comunidad, ni la asistencia al acto celebrado en Pamplona de destacados responsables de Banesto-banco y Banesto-equipo ciclista lograron sonsacar una sola palabra de labios del deportista de Villava sobre su decisión final. "En días de fiesta no se habla de trabajo", fue su argumento ayer, San Francisco Javier, patrón de Navarra. "Es una cuestión difícil y complicada. En cuanto lo decida, os enteraréis rápido". Con esta frase se despachó ayer un Miguel Induráin que sigue frustrando las expectativas de los medios de comunicación y mantiene una absoluta incógnita sobre lo que piensa hacer con su carrera deportiva.Ninguno de sus allegados aportó indicio alguno. Los técnicos José Miguel Echávarri y Eusebio Unzué reconocieron que los plazos para conocer la decisión "están siendo exagerados", pero a renglón seguido pidieron "el máximo respeto" a la decisión de Induráin de demorar la respuesta. Tampoco Luis Abril, director general de Banesto, soltó prenda. Todos sugieren que les gustaría que siguiera. Todos afirman que no saben nada.

El presidente del Gobierno de Navarra, Miguel Sanz, dijo tras entregar al ciclista la Medalla de Oro de Navarra que "este pueblo navarro y la sociedad entera respetarán tus decisiones y seguirán siempre a tu lado", aunque también él expresó sus deseos de que el villavés lo intente un año más.

La cita era en un precioso edificio del casco viejo de Pamplona. El motivo, la celebración del Día de Navarra, festividad de San Francisco Javier. El impresionante despliegue de informadores, consecuencia de las ansias por conocer si Induráin seguirá corriendo. Tras el protocolo, coral incluida, Miguel pronunció unas breves palabras y accedió a conceder unos minutos a los periodistas antes de acudir al cóctel preparado en. su honor. Más parco que nunca en sus declaraciones, el mejor deportista español de todos los tiempos se limitó a decir que aún no ha decidido nada y reconoció que de su decisión "depende el futuro y el trabajo de mucha gente interesada", aunque no dio su brazo a torcer y dejó a toda una legión de informadores con la miel en los labios.

José Miguel Echávarri no quería hablar del futuro. "Si alguien necesita a Miguel es la afición, la sociedad, y yo como aficionado que soy, digo que siga, pero como no soy profeta, expreso mi máximo respeto por lo que decida", señaló el director deportivo de Banesto. "Por ello no hablo con él, para que no lo entienda como una presión, ya que no sena imparcial al aconsejarle", añadió Echávarri. Acosado por los informadores a la búsqueda de alguna pista, manifestó que "en Banesto ya hemos disfrutado de Miguel y otros aún no lo han hecho, por lo que no me extraña que estén más necesitados que nosotros". Eusebio Unzué aseguró con rotundidad que la ONCE no es un factor determinante en la cabeza del cinco veces campeón del Tour de Francia. "En absoluto. Sus dudas no responden a que esté esperando una hipotética oferta más concreta del grupo ONCE. Son producto de unos hechos deportivos derivados de haberse visto como no se había visto jamás en un Tour".

Luis Abril, director general de Banesto, departió durante largos minutos con Marisa López de Goicoechea, la esposa de Miguel. Minutos antes de regresar a Madrid, señaló a los periodistas que su presencia no obedecía a ningún interés en reunirse con Miguel, sino "a la obligación de estar presente en una fecha tan importante para él". Abril recalcó el "respeto total" de la entidad bancaria al silencio del campeón. "Es un proceso complejo. No podemos especular y, aunque los plazos se van echando encima, nos falta saber su decisión". Abril no quiso hacer más comentarios. Los familiares de Miguel mantuvieron un mutismo absoluto. El ciclista tiene previsto trasladarse esta misma semana a su residencia de Benidorm.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Miércoles, 4 de diciembre de 1996