Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Los talibanes detienen y someten a escarnio público a 12 jugadores

El islam prohíbe el juego, y los talibanes, expertos en castigos públicos, no han tardado en buscar un escarmiento para estos pecadores. Una docena de jugadores, de diversos juegos de azar, fueron detenidos y ayer desfilaron con las caras pintarrajeadas por las principales calles de Kabul.

"Todos los que juegan con el dinero tendrán la cara pintada como nosotros", iban cantando mientras guardias talibanes les pegaban con bastones para que desfilasen con la cabeza levantada. La semana pasada también desfilaron carniceros y panaderos que vendían a precios especulativos sus productos.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Domingo, 1 de diciembre de 1996