Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Una peligrosa banda de narcotraficantes ocultaba un arsenal en su guarida.

La Policía Judicial detuvo el miércoles pasado a 13

integrantes de una "peligrosa" banda de presuntos narcotraficantes que operaba en Madrid y en Toledo. Los agentes descubrieron en uno de los cuarteles generales de la banda un auténtico arsenal: ocho pistolas de modelos, calibre y marcas diferentes, un subfusil ametrallador, dos rifles y dos escopetas de caza. A las armas le acompañaba una abundante munición. Además, la policía se incautó, entre otras cosas, de dos kilos de heroína y de un millón de pesetas en billetes falsos, eso sí, de "burda falsificación", según la policía.

Los investigadores empezaron hace aproximadamentes tres meses, cuando unos vecinos de la localidad madrileña de Cubas de la Sagra (1.142 habitantes) denunciaron a los agentes que un clan gitano de la localidad llevaba un "tren de vida que no se apropiaba con el trabajo que ejercían", según la policía. Los miembros de esta familia, según contó ayer el inspector que llevó el caso, miembro del Área de Estupefacientes de la Policía Judicial, que prefirió guardar el anonimato, se paseaban por el pueblo con coches de lujo. La policía comenzó a investigar el asunto y dio con otra clave: una mujer del clan gitano de Cubas de la Sagra, vivía en Madrid con el cabecilla de una banda de quinquis de Madrid y de Talavera de la Nueva, en Toledo. "Y eso tampoco cuadraba, porque generalmente se llevan mal los quinquis y los gitanos", aseguró ayer el inspector, que añadió: "la droga les había unido".

Esta mujer, Mercedes R.M., conocida por Merche, compartía su vida con Juan Antonio F.S., quinqui, al que la policía se dispuso a seguir, ya que contaba con antecedentes. "Secuestró hace un año a una mujer joven y simuló con ella un fusilamiento", especificó ayer uno de los agentes.

La vuelta de Juan Antonio F.S. del extranjero el pasado 18, probablemente de Holanda y presuntamente con droga, desencadenó la intervención judicial.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Martes, 29 de octubre de 1996