Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
REVISTA DE PRENSA

El peso pesado de Europa

Londres,

(...) Helmut Kohl se dispone a escribir una página en la historia al aproximarse el momento en que sobrepase a Konrad Adenauer como el canciller alemán que más haya permanecido en el cargo desde Bismarck. ( ... ) Lo que le asegura a Kohl un puesto en la historia es su gestión pacífica de la unificación de su país. Alemania ha convertido su preponderancia económica en preponderancia europea.Pero el humor de los alemanes está lejos de ser exultante, y los ánimos se ven decaer por el persistentemente elevado índice de desempleo de la zona oriental, así como por los también persistentemente altos impuestos de solidaridad que se requieren para apuntalar la frágil economía de esa parte del país. Kohl reconoce ahora que la integración de las dos Alemanias está resultando una tarea mucho más problemática de lo que se esperaba. Esta semana, el canciller abandonaba su objetivo de reducir a la mitad el desempleo del país para el 2000.(...)

Aunque Helmut Kohl haya dejado atrás las llamadas, a una Europa federal, sigue creyendo que sólo una unión política más profunda -encarnada en la unión monetaria-puede anclar a Alemania con firmeza, y fortalecer las instituciones europeas lo suficiente como para asegurar la paz en los años venideros. Kohl insiste en una Alemania europea, no en una Europa alemana. Con todo, muchos europeos temen llegar a sentirse incómodamente germánicos. (...)

26 de octubre

* Este artículo apareció en la edición impresa del Domingo, 27 de octubre de 1996