González propone al PSOE dejar manos libres a Aznar para la plena integración en la OTAN

El secretario general del PSOE, Felipe González, no tendrá que emplearse a fondo para que el próximo jueves el Comité Federal de su partido acepte su propuesta de que el presidente del Gobierno, José María Aznar, vaya con las manos libres a negociar como mejor estime la plena integración de España en la OTAN. La Comisión Ejecutiva aprobará mañana un documento en el que el PSOE expone los motivos favorables para que España pertenezca a la OTAN con todas las consecuencias. "Es razonable nuestra aspiración a obtener responsabilidades operativas y de mando acordes con nuestra contribución militar y nuestro peso político", dice el informe propuesto por González.

Como ya le indicara la pasada semana Felipe González al presidente del Gobierno, José María Aznar, tendrá que haber un debate en el PSOE antes de dar el sí definitivo a que empiece la negociación sobre la integración plena de España en la OTAN. La discusión del asunto tendrá dos fases: la primera, en la reunión de mañana de la Ejecutiva para plantearlo, y la segunda, en la del día 31 del Comité Federal, para aprobarlo. Todo hace indicar que a González le será relativamente fácil obtener el repaldo de su partido. En el primer órgano se debatirá un documento titulado Posioción del PSOE sobre la participación de España en la nueva estructura de la Alianza. En la conclusión se deja claro que las decisiones del Parlamento y el Gobierno se deben producir en un momento en que las determinaciones finales sobre la nueva estructura de mandos no estarán cerradas. "Nos parece conveniente otorgar al Gobierno, desde la firmeza del consenso parlamentario, un mandato abierto para que lleve a buen término la posición negociadora española en el proceso final de desarrollo de la Alianza renovada", dice el documento socialista.La buena voluntad de los socialistas contrasta con las declaraciones del director de la Oficina de Información Diplomática, Inocencio Arias, que ayer aseguró en Sevilla que el Gobierno del PP "no cometerá el error" de hacer un referéndum como el que convocó el PSOE en febrero de 1986 y recordó que, a su juicio, aquel acto "puso al país al borde de la esquizofrenia".

En el documento del PSOE, como argumento a favor de la plena integración, se dice que España viene actuando "de facto" como un socio leal y cooperador, por lo que sería bueno tener "la capacidad de participar en las estructuras que definen esas operaciones y esas políticas". Los socialistas advierten: "No tiene ninguna lógica ni se sostiene, desde la perspectiva de la rentabilidad política, que estemos a las duras, participando en operaciones, y no estemos a las maduras, perteneciendo a la estructura donde las decisiones se toman".

Otros parámetros

Explican los autores que el modelo de no participación de España en la cadena de mandos integrados tuvo su sentido en una OTAN que respondía a otros parámetros y otros retos en los que resultaba difícil un satisfactorio encaje. Se trataba de una estructura que había sido pensada en momentos en que la inclusión de España no había sido prevista por nadie y en que, por tanto las cartas estaban ya repartidas cuando se produjo la incorporación.La situación hacambiado dicen. La OTAN se ha transformado en profundidad y España llega a su nueva definición en un momento en que puede hacer valer su Iealtad y su contribución. Es seguro que en la Ejecutiva socialista nadie se opondrá al documento. Tan sólo se espera la posición en contra de la corriente Izquierda Socialista en el Comité Federal del próximo día 31.

En un epígrafe titulado Nuestra posición en el debate se pide, por coherencia, mostrar apoyo a la plena participación de España "en el esquema definitivo de la nueva estructura de la Alianza". Las primeras páginas se dedican a analizar la evolución histórica de los últimos años y el proceso de transformación de la Alianza Atlántica desde que se superó la división del mundo, y especialmente de Europa, en dos bloques antagónicos.

A estos debates asistirá el secretario general de la OTAN, Javier Solana, miembro tanto de la Comisión Ejecutiva como del Comité Federal del PSOE. Javier Solana suele asistir a las reuniones de este segundo órgano, aunque no interviene en las discusiones desde que fue elegido como máximo responsable de la Alianza a principios de este año.

* Este artículo apareció en la edición impresa del 0026, 26 de octubre de 1996.

Lo más visto en...

Top 50