Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Lanzamiento de una TV francesa realizada por y para mujeres

Los franceses abonados al cable tienen acceso a un nuevo canal de televisión dirigido esencialmente por mujeres, hecho por y para las mujeres. Téva es el resultado de la asociación de dos grandes grupos de prensa femenina. El canal M6 tiene el 51% del capital y el grupo de Evelyne Prouvost (Marie-Claire) y el editor de Elle (Hachette-Filipacchi) se reparten a partes iguales el 49% restante."El próximo milenio será femenino", dice una periodista en los pasillos de la nueva televisión. El entusiasmo por "la primera cadena con sensibilidad femenina" gana adeptos y nadie parece dudar del éxito del proyecto. El nuevo canal cuenta con un presupuesto inicial de 1.440 millones de pesetas y según Nicolas Tarvenost, director general de M6, se prevé amortizar los gastos y ganar una parte del mercado publicitario en cinco años.

La iniciativa de crear una televisión específicamente femenina corresponde a Evelyne Prouvost. Sólo dos hombres cuentan con un tiempo de antena: Gonzague Saint-Bris y Gilles D'Ambra. El primero presenta historias de mujeres célebres -con el título Érase una vez una mujer-; y el segundo ensaya una emisión psico-sociológica, planteándose como objetivo "escuchar realmente, y no sólo por su mera presencia en la pantalla, el discurso de las mujeres".

Joélle Goron, la "dama que no se anda con rodeos",. anima, por su parte, una revista cotidiana de 50 minutos en la que propone crónicas sobre temas de decoración, estética, derechos sociales, medio ambiente y psicología.

Va en serio

La tónica general que se respira en el nuevo canal es la de desmentir la reputación, habitualmente negativa, de este tipo de iniciativas nunca tomadas del todo en serio, al asociarse "cosas de mujeres" con "frivolidad"; y acabar con el esceptismo, cuando no las burlas o el paternalismo, entre los altos cargos del sector televisivo."Sobre todo", explica con una brizna de orgullo y desafío Joélle Goron, la principal animadora de Téva, "hay verdaderas periodistas venidas de la prensa escrita".

Téva prevé alcanzar 600.000 abonados para finales de 1997. La cadena está apadrinada logísticamente por sólidas compañías como TF1, France Telécom, Lyonnaise de Communications y la CLT.

Las emisiones realizadas en estudio alternan con películas, telefilmes, series y telenovelas. Pero la cadena de televisión Téva pretende seducir tanto al ama de casa como a la mujer independiente, arriesgando temas atractivos e informaciones heterogéneas, entre las que no faltan los problemas de la violencia en la escuela, el aborto o un talk-show, centrado sobre las experiencias singularmente femeninas, "a fin de compartir ciertos problemas y sacar de ellos conclusiones eficaces, positivas".

* Este artículo apareció en la edición impresa del Sábado, 19 de octubre de 1996