Aznar y González impulsan un acuerdo para pedir la plena integración en la OTAN

Jose María Aznar recibió ayer el apoyo de Felipe González para pedir la plena integración de España en la OTAN. El líder socialista pidió al presidente del Gobierno que intente la desaparición del mando atlántico de Gibraltar, asunto en el que también está comprometido el Ejecutivo. La reforma de la OTAN y la política exterior fueron, según fuentes próximas a ambos políticos, el objeto del segundo encuentro entre González y Aznar desde que el PP gobierna. La lucha antiterrorista, que centró el encuentro anterior, del 26 de julio, quedó aparcada en esta ocasión.

A juzgar por las sonrisas que ambos políticos se dispensaron y el prolongado apretón de manos, podría decirse qué las relaciones entre el Gobierno y el primer partido de la oposición transcurren con normalidad. No es así: antes de que Aznar y González se reunieran, dirigentes de sus partidos se tiraban los trastos a la cabeza en el Parlamento.Pero Aznar y González, en las casi dos horas que estuvieron juntos, siguieron las reglas de juego que marcaron para sus relaciones institucionales en su reunión anterior: aparcar los asuntos conflictivos y centrarse en las cuestiones de Estado. Ambos líderes acordaron que el campo de juego se centraba en tres asuntos: el cumplimiento de los objetivos de Maastricht, la reforma de la OTAN y la lucha antiterrorista. Ayer sólo repasaron los dos primeros temas.

La sintonía entre ambos líderes sobre la reforma de la OTAN es importante, aunque dejaron pendiente la última palabra a las negociaciones. González dejó el Ejecutivo cuando ya había manifestado la aspiración de España al mando de la OTAN en la Península y las islas, y su Gobierno había expresado su petición de que desapareciera el mando atlántico de Gibraltar.

En una línea idéntica se manifiesta el Gobierno que preside Aznar. El presidente así se lo hizo saber el 11 de septiembre al secretario general de la OTAN, Javier Solana, que se comprometió a propiciarlo.

La reunión de González y Aznar se produjo un día después de que el ministro de Exteriores, Abel Matutes, se reuniera en Londres con su homólogo, Malcolm Rifkind. Matutes dijo que había hablado poco del mando en Gibraltar, dado que el asunto está encaminado".

El Gobierno tiene que acelerar necesariamente este asunto, ya que quiere que la petición de plena integración en la OTAN esté ya formulada cuando se reúna el Consejo Atlántico, el 11 de diciembre. Entre hoy y los primeros días de la próxima semana, Aznar se reunirá con todos los portavoces parlamentarios para llegar a un acuerdo.

Aznar y González coincidieron en los objetivos de Maastricht, a pesar de las diferencias sobre los procedimientos, como refleja la enmienda del PSOE a los Presupuestos.

* Este artículo apareció en la edición impresa del 0017, 17 de octubre de 1996.

Lo más visto en...

Top 50