Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Colom y Rahola se escinden de ERC para crear un nuevo partido independentista

El espacio político del independentismo catalán ha quedado dividido en dos. Esquerra Republicana de Catalunya (ERC) sufrió, ayer una escisión encabezada por el propio secretario general, Ángel Colom, y por sus principales figuras públicas.Junto a Colom, Pilar Rahola, la única diputada a Cortes del ERC y teniente de alcalde, del Ayuntamiento de Barcelona; 4 de sus diputados autonómicos y un número indeterminado de militantes abandonaron ayer el histórico partido de Francesc Maciá y Lluís Companys y anunciaron la inminente creación del que, provisionalmente bautizaron como partido de la independencia de Cataluña. Insólito, decían ayer estupefactos sus ex compañeros de, partido. No era para menos.

Aunque es ciertamente insólito que el secretario general protagonice una escisión, también es cierto que en los últimos días se mascaba la tragedia en ERC. Colom y quienes le acompañan en esta singladura basaron ayer su arriesgada decisión en la existencia de "un clima de enfrentamiento intemo insalvable". Y a que en ERC hay demasiada gente que "no milita para hacer política", sino para "practicar el enfrentamiento intestino y fratricida". La gota que colmó el vaso fue, dijeron, "el clima de odio" que imperó en, la reunión del consejo nacional del partido.Esta fué la principal razón esgrimida,por Colom. Pero la evidencia de que él y sus seguidores habían quedado en minoría en la dirección, en el grupo parlamentario y en el consejo nacional era notoria, dentro y fuera del partido, como se encargaron de recordar ayer sus ya ex compañeros. Colom afrontaba para el 23 de noviembre un congreso en el que no disponía de mayoría y en el que iba a ser blanco de todo tipo de ataques desde los otros tres sectores del partido.

En su ya larga trayectoria de actividad pública, Colom no ha aceptado nunca ser figura de segunda fila.O líder máximo, o fuera. Así fue cuando dirigía la Crida a la Solidaritat, la plataforma nacionalista que le dio gran notoriedad. Éste ha sido también el criterio que ha aplicado ahora. El 16 de julio, tras recibir una dura crítica de más de 200 cargos públicos del partido, anunció que no se presentaría a la reelección como secretario general y adelantó medio año el congreso de ERC. Desede entonces halta ahora ha ido rumiando su futuro.

Rápida retirada

Lo anunció ayer. Compareció a mediodía en el Centro Internacional de Prensa de Barcelona para dar a conocer, con estado de ánimo aparentemente tranquilo, serenó, una decisión que según dijo sólo. había tomado con gran dolor". Le acompanaban Rahola -emocionada, se le escapó incluso alguna lágrima-, los diputados autonómicos Benet Tugues, Salvador Morera y _Xavier Bosch, el hasta ayer secretario de organización de ERC, David García de Enterría, y los concejales de Barcelona y Girona Agustí Soler y Enric Llauger, respectivamente. "Hemos decidido abandonar ERC e impulsar el proceso constituyente de una nueva fuerza política, el partido de la independencia de Cataluña", anunció. Los ocho comparecientes formarán la comisión gestora.Acto seguido, Colom explicó que la decisión había sido tomada durante la misma noche del lunes al martes. A primera hora de la mañana notificaron en el Parlamento catalán su baja del grupo de ERC; luego formalizaron ante notario su renuncia a la militancia y la comunicaron a su presidente, Jaume Campabadal. A mediodía ya habían retirado, sus pertenencias personales de los despachos de ERC.

El golpe es durísimo para ERC, que ha perdido a sus principales figuras públicas y queda sin representación en el Senado, el Congreso de los Diputados, el Ayuntamiento y la Diputación de Barcelona, en la Corporación Catalana de Radiotelevisión y pierde a 4 de sus 13 diputados. Colom y Rahola comunicaron ayer por la mañana el alcarde deBarcelona, Pascual Maragall, y al presidente de la Diputación barcelonesa que mantendrán los pactos suscritos en nombre de ERC y que, por tanto, se mantendrá en la capital catalana la mayoría de izquierdas.

A la hora de definir el nuevo partido, Colom dijo que su pretensión es ocupar "el espacio de un partido socialdemócrata e independentista ", que concibe como su nación a "la integrada por Cataluña, el País Valenciano, las islas Baleares y la Cataluña Norte". Este será su futuro ámbito de actuación, el mismo que para ERC.

Como Rahola había adelantado ya anteayer, Colom explicó también que quienes le acompañaban compartían la convicción de que sus ribales internos en ERC "tendían a desdibujar el objetivo independentista". Es decir, especificó, tendían a prescindir de que su principal finalidad política era "conseguir un Estado independiente propio para Cataluña".

Este argumento fue rechazado rotundamente por los dirigentes que han quedado en ERC. El portavoz en el Parlamento catalán, Josep Lluís Carod, que encabezaba él sector renovador y que será probablemente el futuro secretario general,: calificó de tránsfugas a los escindidós. ERC decidió ayer mismo reclamarles que abandonen los cargos públicos que ocupan en nombre de ERC.Y anunció que esta reclamación se realizará incluso por vía legal si es preciso.

La reacción de ERC fue convocar a las principales figuras del partido y organizar para media tarde una comparecencia pública en su sede central. Junto a Campabadal y Carod se sentaron los viejos militantes de la época republicana: Heribert Barrera, Josep Rahola, Víctor Torres y Marc Aureli Víla. Carod, el líder de la corriente titulada Alternativa Republicana, Carles Bonet, y el de la denominada Tercera Vía, Josep Huguet, aseguraron que harán todo lo necesario para presentar en el congreso una candidatura de unidad.

Todos tuvieron palabras duras para Colom y sus partidarios. Huguet criticó la "falta de responsabilidad" del secretario general y calificó de "aventurismo" la escisión. No hay, señaló, más espacio para el independentismo de izquierdas que el de ERC. Y, en consecuencia, el independentismo de Colom tendrá que ser, afirmó,"o una muleta para el nacionalismo de centro derecha o una muleta para el centro izquierda representado por el PSC".

* Este artículo apareció en la edición impresa del Miércoles, 9 de octubre de 1996

Más información

  • El secretario general había perdido el control de la dirección y afrontaba un congreso en minoría