Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El Gobierno critica a Chaves por una decisión que le fue impuesta por el PP

El Gobierno central acudió ayer a echar una mano a los militantes del PP en Andalucía, en su campaña explicativa del nuevo modelo de financiación autonómica y el resultado fue totalmente contraproducente. Cometieron un error de bulto.

El secretario de Estado para las Administraciones Territoriales, Jorge Fernández Díaz, acusó al Ejecutivo autonómo de perjudicar a los andaluces por no acogerse a la prórroga de la cesión del 15% del IRP para 1996, cuando esta decisión la adoptó el Gobierno de Manuel Chaves en contra de su criterio y obligado los grupos parlamentarios del PP, IU y el Partido Andalucista en la anterior legislatura.

Fernández Díaz acudió a Sevilla invitado por el delegado del Gobierno, José Torres Hurtado, para participar en la campaña del PP sobre el nuevo sistema de financiación y contrarrestar los agresivos mensajes publicitarios de los socialistas andaluces en contra del nuevo modelo.

El secretario de Estado, después de una extensa explicación de los objetivos de la propuesta de financiación aprobada por el Consejo de Política Fiscal y Financiera, calificó de "equivocado" el planteamiento de la Junta de Andalucía en dicho órgano y afirmó que el mantener determinadas actitudes partidistas puede perjudicar los intereses generales de los ciudadanos.

Fernández Díaz aseguró a renglón seguido: "Por ejemplo. A los andaluces les está perjudicando que la Junta no se haya acogido a la prórroga de la cesión del 15% del IRPF. Eso le está costando a los andaluces 11.000 millones de pesetas. Por lo tanto, determinados planteamientos los pagan los andaluces y no sé si se benefician los partidos".

10.924 millones

El secretario de Estado fue informado por los periodistas de que esa decisión la tomó el Gobierno regional en la legislatura anterior por mandato de la mayoría parlamentaria, es decir, por decisión de los diputados del PP, IU y andalucistas. Pese a la aclaración, Fernández Díaz insistió-"Lo que digo es lo que estoy diciendo. El no acogerse al sistema está permitiendo que los andaluces no cobren este año 10.924 millones de pesetas".En respuestas posteriores, el representante de la Administración central afirmó que el Gobierno andaluz tiene ahora mayoría absoluta y que podía haberse acogido a la prórroga, ya que "los acuerdos de la anterior legislatura decaen cuando se disuelven las Cámáras".

Esta afirmación fue cuestionada por fuentes jurídicas y parlamentarias, que recordaron el fuerte debate doctrinal que al respecto mantienen los letrados de las asambleas legislativas. Unos mantienen que el Gobierno sólo está obligado por las leyes, mientras otros sostienen que los acuerdos políticos vinculan en tanto no hay una resolución en contrario.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Miércoles, 2 de octubre de 1996