Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
GENTE

EL TRISTE FINAL DE UNA BALLENA

El barco Queen Elisabeth 2 chocó con una ballena y la mató en uno de su cruceros de lujo por España y Portugal, según informó el capitán. "Es triste y los pasajeros se preocuparon, aunque no sé si todos", afirmó el capitán Keith Stanley. "Es una de esas cosas que pasan, como atropellar a un gato", añadió. La ballena, de 18 metros, fue arrastrada por la fuerza de la corriente cuando el barco, que había partido de Cádiz, entraba en la bahía de Lisboa. Marinero desde hace 40 años, Stanley dijo que por lo general las ballenas eluden a los barcos-

* Este artículo apareció en la edición impresa del Sábado, 21 de septiembre de 1996