Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El PSOE dice que no aceptará "jamás" la tasa por recetas

La portavoz socialista en la Comisión de Sanidad del Congreso y ex ministra, Ángeles Amador, advirtió ayer al Gobierno que su grupo no aceptará "jamás" medidas de copago de medicamentos, como la tasa de 100 pesetas por receta, a la vez que se alegró de que el asunto se discuta en el Parlamento, donde se pueden buscar alternativas para reducir el gasto farmacéutico.En una conferencia de prensa celebrada ayer en Segovia, circunscripción por la que Ángeles Amador es diputada, -a las pocas horas de que el vicepresidente segundo del Gobierno, Rodrigo Rato, anunciara que este asunto no se contemplará en los Presupuestos del Estado y será objeto de debate parlamentario- la ex ministra explicó que los socialistas no están dispuestos a aceptar el principio de instalación de barreras económicas en el sistema sanitario. En su opinión, ello atenta contra el modelo de sanidad pública, así como contra los mecanismos de recaudación, que deben de seguir la vía de los impuestos, y vulnera el Pacto de Toledo, que se refiere al mantenimiento del poder adquisitivo de las pensiones.

El presidente de la Generalitat, Jordi Pujol, aseguró por su parte que el Gobierno español ha llevado a cabo una "política informativa errática" en la cuestión de las recetas de Sanidad ya que, "a base de haber dejado que se diera como hecho, se ha creado malestar". Pujol, que presidió la inauguración del Centro de Negocios del Vestir, Barcelona Moda Centre (BMC), afirmó que "sobre la financiación de la Sanidad pública no había nada decidido".

El jefe del ejecutivo autonómico recordó que Convergencia i Unió siempre afirmó que se estaba discutiendo sobre la Sanidad "con una montaña de asuntos sobre la mesa", por lo que consideró "lógico que el Ejecutivo estatal diga que todavía está por hacer". A pesar de ello, el presidente de la Generalitat admitió que, al respecto, "deberán tomarse decisiones y todas serán impopulares aunque hasta ahora no había nada decidido". El presidente del Gobierno catalán auguró que "durante los próximos dos años, esperemos que sólo sean dos, tendremos presupuestos restrictivos".

El ministro de Trabajo, Javier Arenas, señaló en Córdoba que considera "muy positiva" la decisión del Gobierno de que el Parlamento debata el cobro de una tasa por receta "en el marco general de la reforma de la sanidad pública", porque "establece una gran tranquilidad en la sociedad".

* Este artículo apareció en la edición impresa del Domingo, 15 de septiembre de 1996