Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

PNV y EA tildan de "fascismo" y "pura mafia" el chantaje a un concejal obligado a dimitir

"Fascismo". Con esta palabra se refirió ayer presidente de Eusko Alkartasuna (EA), Carlos Garaikoetxea, a la persecución que sufre el grupo musical Egan, que ha forzado a dimitir al guitarrista Xanet Arocena de su puesto de concejal de este partido en Oiartzun (Guipúzcoa). Es el segundo concejal de EA de la localidad obligado a dimitir en cinco meses. Egan, un grupo muy popular en las fiestas de Euskadi, que canta en euskera desde hace más de 20 años, ha visto boicoteadas sus actuaciones, en un caso a pedradas, por grupos contrarios a la construcción de unas instalaciones de la Ertzaintza.

Arocena, de 24 años, presentó la dimisión por escrito anteayer en el Ayuntamiento, gobernado por Herri Batasuna, que cuenta con mayoría absoluta de siete concejales. EA tiene cuatro, y dos el PNV.Según fuentes de Eusko Alkartasuna, el concejal ha decidido abandonar el cargo para evitar que su representación política cause un grave perjuicio al grupo con el que trabaja como guitarrista desde octubre, en la época del año de mayor número de contratos. La dimisión no será efectiva hasta que sea conocida por el pleno, el próximo septiembre.

Grupos de alborotadores boicotearon en los últimos días tres conciertos de Egan, con la exigencia de que Arocena critique la construcción en el término municipal de Oiartzun de las instalaciones centrales de la Ertzaintza (policía autónoma) en Guipúzcoa. Los concejales de HB rechazan el proyecto y el alcalde ha negado los permisos municipales de obras, aunque la decisión ha sido declarada nula al tratarse de un proyecto de interés general, que gestiona directamente el Gobierno vasco. Oiartzun, situado entre San Sebastián e Irún, tiene cerca de 8.500 habitantes.

"O condenas o no tocas"

El ex lehendakari Garaikoetxea reprobó ayer los hechos en San Sebastián, junto al secretario general de EA y consejero de Educación del Gobierno vasco, Inaxio Oliveri, y el presidente del partido en Guipúzcoa, José Julián Irizar. Aseguró que el recurso a la violencia que utilizan tanto el llamado Movimiento de Liberación Nacional Vasco como Herri Batasuna "tiene un paralelismo escandaloso con las actitudes históricas fascistas" y comparó la actitud de los miembros de la coordinadora contra las instalaciones de la Ertzaintza con "las juventudes hitlerianas" que perseguían a ciudadanos judíos, "los camisas pardas y las bandas de choque falangistas".El ex lehendakari calificó de absurdo el pretexto buscado por los chantajistas porque Arocena, declaró, "tenía 15 años" cuando se aprobó el proyecto de la comisaría. El lehendakari José Antonio Ardanza (PNV) calificó los procedimientos de los boicoteadores de "pura mafia" y dijo que representan "un comportamiento totalmente intolerante". ETA, añadió Ardanza, "desgraciadamente nos tiene acostumbrados desde hace bastante tiempo a comportamientos mafiosos".

Egan empezó a sufrir el boicoteo de los extremistas en Rentería (Guipúzcoa). Un grupo de personas mostraron durante la actuación una pancarta en la que se acusaba a Arocena de apoyar la construcción de las instalaciones de la Ertzaintza y luego le insultaron y comenzaron a lanzarle objetos, hasta que el grupo suspendió el concierto.

En las fiestas del barrio de Loiola (San Sebastián) se reprodujo el incidente. Sin embargo, un grupo de amigos de Arocena desplazados desde Oiartzun se enfrentó a los alborotadores y el concierto pudo terminar.

El domingo, primer día de la Semana Grande donostiarra, Egan vio interrumpido su actuación en el Paseo Nuevo por un grupo de alborotadores más numeroso, que se apoderaron del micrófono y amenazaron con que o Arocena se oponía a la construcción de la comisaría o no había concierto. "O condenas o no tocas", le espetó uno de los boicoteadores. Los músicos intentaron replicar desde el micrófono, pero les lanzaron piedras, latas y botellas, y tuvieron que suspender el concierto.

Xanet Arocena, hijo y sobrino de dos concejales de EA en Oiartzun en mandatos anteriores, entró a formar parte del consistorio hace cinco meses, por la dimisión de José María Mitxelena. Éste decidió renunciar tras encontrar en la puerta de su casa un gato muerto, con signos de haber sido degollado en el mismo lugar. Antes, había sufrido una larga campaña de acoso, insultos y advertencias telefónicas anónimas de que le convenía mirar debajo de su coche cada mañana por si había una bomba.

Garaikoetxea responsabilizó ayer al alcalde de Oiartzun, Jon Iñarra, de HB. "Sin hacer honor a su papel de alcalde de todo un pueblo, se ha inhibido de una manera vergonzosa en este tipo de cosas", declaró. Tanto EA como los músicos de Egan intentaron gestiones ante el grupo de HB de Oiartzun para que acabara el chantaje y recibieron la respuesta de que el asunto "se les había ido de las rnanos".

Garaikoetxea explicó que comprende la actitud personal de Arocena, movida por razones laborales, y prometió que EA "no abandonará a su suerte el Ayuntamiento de Oiartzuri". El partido estudiará el próximo mes quién debe sustituir al dimisionario.

Egan es uno de los grupos más populares y cotizados del País Vasco, en las fiestas y las actuaciones en discotecas. Su composición ha cambiado con el tiempo, bajo el liderazgo del cantante y guitarrista Xabier Saldias. Fue de las primeras bandas que profesionalizó el uso habitual del euskera, con versiones de los éxitos de los grandes grupos del rock y del pop.

Egan ha estado siempre en vanguardia de la defensa de la lengua vasca y ha compuesto y popularizado muchas canciones originales para promocionar las fiestas anuales del movimiento de ikastolas. Tiene grabados varios discos, uno de ellos en homenaje al desaparecido Freddy Mercury y al grupo Queen.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Jueves, 15 de agosto de 1996

Más información

  • Grupos extremistas boicotean las actuaciones del grupo Egan, en el que toca Xanet Arocena