"Es increíble que Irlanda de tantos artistas buenos"

La cantante irlandesa Mary Black ha evolucionado con su audiencia desde que. empezó a grabar discos a principios de los ochenta. Al principio, como líder de De Dannan, interpretó cánticos de folclor tradicional en gaélico y en inglés. Ahora, en Circus, su séptimo disco en solitario, a la venta en España, confluyen ese mismo folclor, más country, soul, blues... "Me atrevo con todo", dice una de las voces femeninas más importantes, la más premiada y venerada, de Irlanda.A la dublinesa Mary Black le cuesta contar quién es y cuánto ha pasado para alcanzar su actual prestigio internacional. "Llevo tanto tiempo cantando que me choca llegar a España como una artista nueva. He cambiado mucho durante estos años, como intérprete y como persona. Todos los cambios afectan a la música. Hacer folclor en gaélico influyó mucho mi estilo, sin duda, pero el gran responsable de mi evolución es Declan Sinnot, productor de mis discos desde hace 13 años. Es un músico extraordinario y conoce muy bien el curso del rock y de los diferentes sonidos más contemporáneos. También tuvieron mucho que ver con mi progresión aquellas giras en Norteamérica con la banda, incluso antes de iniciar mi carrera en, solitario. Conocí muchos escenarios, maduró mi habilidad para cantar todo tipo de estilos, gané experiencia".

Sin área concreta

Nadie en su tierra considera que Mary Black ha traicionado las raíces. "Nunca he tenido ningún problema al respecto, hasta el punto de que mi audiencia irlandesa ha crecido conmigo en cada uno de los cambios que he desarrollado. Siempre me he interesado por la música. Odio sentirme limitada a un área concreta cualquiera. Me encanta la música country, afrontar cada canción por el simple hecho de que me gusta, y no porque sea de tal o cual categoría. Si me estancara en un estilo, no podría rebasar la línea y me sentiría muy frustrada".El océano Atlántico se achica cada vez más para los artistas irlandeses. The Chieftains disfrutaron de lo lindo con la conexión Dublín-Nashville junto a leyendas como Willie Nelson o Don Williams, y en los últimos años Black no ha cesado de grabar junto a grandes damas estadounidenses: Nanci Griffith, Mary Chapin Carpenter, Joan Baez o Emmylou Harris, con quien actuó en un programa de televisión seguido por más de cincuenta millones de espectadores de Estados Unidos y Canadá. También junto a Harris ha grabado una versión de Only a woman's heart, el himno femenino de otra irlandesa universal: Eleanor McEvoy. "Cuando conocí a Nanci me di cuenta de que en Nashville se interesan mucho por nosotros los irlandeses, de que se ha creado un círculo de actuación muy interesante. Nosotros vamos allí y ellos vienen a nosotros. Irlanda tiene más en común con América que Inglaterra, por ejemplo. Entre Emmylo u y yo surgió una amistad muy fuerte; nos identificamos mucho por nuestra lucha por conservar nuestra carrera y por mantener el cariño con nuestros hijos. A Joan la conocí en un festival folk. Ella y su madre se presentaron como seguidoras mías. Nos entendimos de maravilla y me propuso cantar en su disco Ring them bells".

Mary Black disfruta del mejor momento internacional para las artistas de su país, de la explosión del clan de las irlandesas, de las famosas Enya, Sinead O'Connor o Dolores O'Riordan de The Cranberriés, y de las prestigiosas Maurá O'Connell, Mairéad Ní Mhaonaigh del grupo Altan, Máire Brennan de Clannand e incluso de Frances Black, la hermana de Mary. "Es increíble que surjan tantos artistas buenos, no sólo mujeres, de un país tan pequeño. Está de moda, pero siempre han existido. Lo que ha pasado con las mujeres es que quizá ahora han tenido la seguridad, la confianza personal que necesitaban".

* Este artículo apareció en la edición impresa del domingo, 11 de agosto de 1996.

Archivado En:

Te puede interesar

Suscripciones El PaísSuscríbete

Lo más visto en...

Top 50