Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Clinton amenaza con vetar la ley de inmigración si no es modificada

El presidente norteamericano, Bill Clinton, anunció que vetará la ley sobre inmigración si ésta prohibe el acceso a las escuelas públicas de los hijos de los inmigrantes ilegales. La ley, sujeta a una polémica en el Congreso que impedirá su aprobación hasta que ambas Cámaras reanuden su actividad el próximo mes de septiembre, pretende reducir drásticamente el flujo migratorio hacia este país.Bill Clinton declaró el sábado que "dejar a los niños en la calle" no es la mejor forma de educarlos, y advirtió que sólo aceptará la ley si ésta garantiza que los niños no serán sancionados por los delitos que puedan haber cometido sus padres.La ley privará también de servicios sanitarios, excepto los de urgencia, a los inmigrantes ilegales.

"Esta propuesta es una forma ineficaz e inaceptable de combatir la inmigración ilegal", declaró el presidente norteamericano.

La ley sobre inmigración es diferente a la que la semana pasada aprobó el Congreso sobre la beneficencia pública, que afecta únicamente. a los inmigrantes legales. Esta última ley excluye a los inmigrantes de varios programas de ayudas públicas para pobres hasta que hayan adquirido la nacionalidad norteamericana, a lo que tienen derecho después de cinco años de residencia legal en Estados Unidos.

La ley sobre inmigración, sin embargo, afecta sólo a las inmigrantes ilegales, e incluye medidas como el reforzamiento de la protección, en la frontera con México, la contratación de más agentes migratorios y sanciones más duras contra, los que violen las normas de entrada legal en Estados Unidos.

Se trata de una ley con considerable impacto electoral en Estados que pueden ser decisivos en las presidenciales del próximo 5 de noviembre, como California y Florida.

Frenar a los ilegales

El sentimiento antiinmigración ha crecido apreciablemente entre la opinión pública estadounidense en los últimos años, y tanto los políticos demócratas como republicanos quieren llegar a las elecciones con pruebas de que han actuado firmemente para frenar la inmigración ilegal.El presidente Clinton, que acepta el concepto general de emplearse con más dureza Contra los inmigrantes ilegales, propuso este año su propio paquete de medidas, que incluían la construcción de un muro en algunas secciones de la frontera con México. Pero los republicanos, que controlan el Congreso, añadieron a ésas medidas otras más enérgicas.

Los republicanos del Congreso norteamericano quieren dar a su candidato presidencial, Bob Dole, esta nueva ley sobre inmigración como un instrumento para reducir la ventaja que el presidente Bill Clinton le lleva en las encuestas en California. Para Clinton, vetar la ley supondría poner en riesgo su victoria en ese Estado, el mayor de Estados Unidos.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Lunes, 5 de agosto de 1996