La Audiencia Nacional deja al general Galindo en libertad sin fianza

El general de la Guardia Civil Enrique Rodríguez Galindo está desde la cuatro y media de la tarde de ayer en libertad. La Audiencia Nacional acordó excarcelar al militar, que ha permanecido 72 días en la prisión de Alcaláde Henares (Madrid) por su presunta implicación en el asesinato de los supuestos etarras José Antonio Lasa y José Ignacio Zabala. Los otros tres encarcelados por el juez Javier Gómez de Liaño en relación con este caso los ex guardias Enrique Dorado y Felipe Bayo y el teniente Pedro Gómez Nieto permanecerán en la cárcel. La Audiencia estima que existe riesgo de que intenten sustraerse a la acción de la justicia.

Más información
... y la libertad de Galindo

El tribunal acordó la puesta en libertad de Rodríguez Galindo al considerar que ya no existe riesgo de que pueda hacer desaparecer alguna de las pruebas de cargo, motivo que adujo el juez Gómez de Liaño para acordar su ingreso en la cárcel el pasado 23 de mayo. Asimismo, la Audiencia considera que no existe ningún riesgo de que el militar intente fugarse y, por lo tanto, no le importe ninguna fianza. La decisión de la Audiencia quita toda la razón al fiscal que actuó en la vista del recurso contra el encarcelamiento del militar; Pedro Rubira pidió el mantenimiento de la prisión provisional o, en caso contrario, la imposición de una fianza.

Los magistrados destacan también que Galindo ya ha cesado en su cargo en el Ministerio del Interior. 'La conclusión de todo lo expuesto", explican, "es que, si la prisión estuvo justificada en su momento, el mantenimiento actual no es razonable".

El general se encontraba ayer "insatisfecho y estupefacto" por la decisión de dejarle libre manteniendo en prisión a sus subordinados, según declaró su abogado, Jorge Argote, al que visitó en su despacho y que explicó: "Quiere correr el mismo destino que sus hombres y preferiría estar dentro de la cárcel".

La excarcelación de Galindo fue acogida con manifiesto disgusto por parte de los partidos vascos. El portavoz del PNV, Iñaki Anasagasti, afirmó que se distingue "entre un terrorismo malo y otro terrorismo bueno, y eso es lo peor que puede ocurrir en una democracia".

Páginas 12 y 13

Editorial en la página 8

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS