Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Sigue el gueto de Méndez Alvaro, 15 días después del ultimátum

El concejal del distrito de Arganzuela, Clemente Torres, considera que la situación del asentamiento del puente de Méndez Alvaro empeora cada día. "Y el mandato judicial para proceder al desalojo de estas personas no llega", se lamentó Torres.

El poblado sufrió el pasado 5 de julio un incendio en el que murió un senegalés y una mujer resultó herida de gravedad. El concejal dio entonces un plazo de diez días para que los moradores abandonaran el campamento. Este ultimátum, como reconoció ayer Torres, no ha sido acatado por los habitantes del asentamiento.

El concejal cree que la patrulla de la Policía Municipal encargada de evitar el acceso de más mendigos al poblado se ha visto desbordada y que se precisarían al menos dos unidades más. Pero en verano no se dispone de los suficientes efectivos.

Torres señaló también que han aumentado las denuncias de atracos y robos de coches en la zona, "coches que, posteriormente, aparecen cerca del asentamiento", precisó. Además, comentó que los servicios sociales de la junta están atendiendo a mujeres del poblado que padecen enfermedades graves y que algunas han aceptado ser hospitalizadas.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Martes, 30 de julio de 1996