Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Críticas a la candidatura de Murcia a sede de la lucha contra la desertificación

Acusan a Tocino de obviar la opción de Almería por intereses ideológicos

Isabel Tocino tiene montada la polémica. Su decisión de optar por Murcia, en lugar de Almería, como candidata para sede del Secretariado de la Oficina de Lucha contra la desertificación de la ONU ha irritado a la Universidad de Almería, a la Junta de Andalucía y al PSOE.Almería estaba preparada para asumir su candidatura desde que empezó la puja tras la creación de este organismo, en la Cumbre de la Tierra de Río de Janeiro en 1992. Contaba con todos los boletos: una universidad con un tradición de 20 años volcada en investigación y en el estudio de los problemas de desertificación -uno de los criterios formales para optar por la candidatura es disponer de un marco intelectual donde se puedan desarrollar los trabajos sobre todo en el área universitaria-. Y las instituciones autónomas gobernadas por el PSOE y el anterior gobierno central, apostaban por ella.

"El actual gobierno no ha tenido en cuenta, ni los antecedentes de investigación con que cuenta Almería, la coincidencia de las instituciones por esta candidatura, y se ha movido por afinidad política del gobierno central y la Comunidad Autónoma de Murcia ambos del PP", argumenta la diputada por Almería y ex secretaria de Medio Ambiente Cristina Narbona. Añade que el anterior gobierno optó por no formalizar la candidatura durante el plazo, en mayo, por estar en funciones. Para la universidad de Almería (UAL) ha sido un jarro de agua fría y se ha apresurado a solicitar al Ministerio de Medio Ambiente que considere su decisión. "Ha sido una decepción", señala el vicerrector de la UAL Agustín Molino. "La universidad cuenta desde hace 20 años con una masa crítica muy desarrollada para trabajar en este tema". Su aval: de 57 grupos de investigación homologados de la UAL, 22 tienen líneas de investigación relacionadas con la desertificación y han organizado dos congresos internacionales sobre la erosión de suelo. "La UAL es un referente internacional sobre este tema", afirma Molino. El vicepresidente de Murcia Antonio Gómez contestó ayer a Narbona que "causa perplejidad tanto desprecio, localismo e ignorancia" y añadió que Isabel Tocino, cuando llegó al ministerio sólo se encontró con una candidata: Madrid. "Ante ello se prefirió Murcia" dijo ayer una portavoz de Medio Ambiente.

El Secretario del Convenio contra la Desertificación, Hama Arbadiallo, conoció ayer la Casa del Agua de Murcia, donde se pretende instalar la sede, de resultar vencedora la candidatura. La competencia: Bonn (Alemania) y Montreal (Canadá). La solución en 1997.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Sábado, 27 de julio de 1996