Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

17 intoxicados por una nube de cloro en Zaragoza

El operario de una piscina municipal zaragozana, Antonio Romeo, permanecía ayer en la unidad de cuidados intensivos de un hospital, afectado aún por la intoxicación de cloro que sufrió la noche anterior, cuando realizaba la limpieza. La nube tóxica afectó a otras 16 personas, que necesitaron atención sanitaria de urgencia, aunque pudieron regresar a sus casas.

El incidente se produjo a última hora de la jornada cuando el trabajador vertía la dosis cotidiana de cloro en los depósitos de la piscina, para depurar las aguas. Por razones aún desconocidas, probablemente la propia inhalación de los gases producidos por las pastillas de cloro al contactar con el agua, se vertió cloro en exceso, lo que originó una nube tóxica.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Sábado, 20 de julio de 1996