Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El municipio prepara la compra del sistema antidioxinas para su horno

El Ayuntamiento prepara la compra de armamento avanzado contra las dioxinas. Una ducha de carbón activo detendrá las minúsculas partículas tóxicas para evitar que salgan por la incineradora de Valdemingómez. Con este sistema, el edil de Medio Ambiente, Adriano García Loygorri, asegura que se rebajarán notablemente las emisiones y se respetará el límite de emisión que ha marcado la Comunidad (0, 1 nanogramos por metro cúbico de aire). La comisión de gobierno aprobó ayer el pliego de condiciones para el concurso restringido que concluirá con la compra del ingenio antidioxinas.

La incineradora de Valdemingómez, que arrancó en pruebas hace seis meses, tiene actualmente tres filtros para evitar que las cenizas y partículas tóxicas que se producen en la combustión escapen al aire por la chimenea (véase gráfico). Con el actual triple filtro, la caldera ha conseguido unas emisiones de dióxinas "en torno" a 0,1 nanogramos por metro cúbico de aire, justo el límite impuesto por la Comunidad de Madrid para autorizar el funcionamiento de la planta. El sistema de inyección de carbón activo reducirá estas emisiones, según vaticina el concejal de Medio Ambiente de Madrid. "Podremos cumplir los límites establecidos por la Comunidad holgadamente"."El carbón activo agarra las partículas ultrafinas de manera que los gases que salen por la chimenea no tienen esas partículas", explica el edil. "Los gases, después de depurados por los demás filtros, reciben una especie de ducha de carbón activo que los limpia de partículas". La instalación es sencilla, aunque el mantenimiento de la ducha es más costoso que el de un filtro de carbón activo.

El Ayuntamiento espera tener el ingenio instalado en la planta antes de diciembre. Cuesta 71,2 millones de pesetas; el 80% será financiado con fondos europeos.

Mientras tanto, los vecinos de Rivas Vaciamadrid, el municipio más próximo a la planta, han inundado de quejas el departamento del Defensor del Pueblo.

El portavoz del grupo municipal socialista, Juan Barranco, insistió el jueves en su idea de paralizar la incineradora de Valdemingómez: "Creemos que la incineradora no cumple ni siquiera con la normativa actual europea en la materia".

* Este artículo apareció en la edición impresa del Sábado, 20 de julio de 1996

Más información

  • La incineradora de Valdemingómez tendrá duchas de carbón activo