Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
Reportaje:

Aznar vuelve en verano a Oropesa

El dueño de Porcelanosa le cede su villa, el alcalde mejora los accesos y los políticos se agolpan

La familia Aznar veraneará en primera línea de playa. Pasará varias semanas de agosto, como los últimos cinco años en Las Playetas de Belver, una tranquila urbanización en el límite de Benicasím y Oropesa del Mar, en el norte de Castellón. Los anteriores veranos, cuando aún ejercía de líder del principal partido en la oposición, Aznar había alquilado primero un pequeño apartamento. Los dos últimos años arrendó una casa individual, en segunda fila y con un pequeño jardín. Ahora, gracias a la gentileza del dueño de la fábrica de cerámica Porcelanosa, José Soriano, que le cede su villa, la familia del nuevo presidente del Gobierno tendrá acceso directo a la playa y al paseo marítimo.Aznar, además ha puesto de mda Oropesa y con él llegarán a Las Playetas otros políticos del partido. Todos los veranos disfruta de una semana de asueto en la casa de Aznar el actual ministro del Interior, Jaime Mayor Oreja. El alcalde de Castellón, José Luis Gimeno, bromeó incluso con Ana Botella, cuando la esposa del presidente del Gobierno acudió a visitar la residencia, y marcó con una cruz la habitación para el ministro. El hermano del ministro veranea desde hace años en esa misma urbanización y allí ha alquilado un apartamento Manuel. Pizarro, presidente de Ibercaja, amigo y consejero de Aznar. Los rumores entre los vecinos de Oropesa sitúan en la zona a me dio Gobierno del PP. Lo cierto es que Aznar seguirá viendo caras conocidas en sus vacaciones. Y en cualquier caso, vanos de los residentes estivales de Las Playetas eligieron el lugar mucho antes de que Aznar apareciese por esas playas. Algunos ejercieron de polo de atracción para el presidente. Es el caso de Juan Villalonga, el nuevo presidente de Telefónica, amigo desde el colegio, al que Aznar alquiló los primeros veranos su apartamento. Su primo, Fernando Villalonga, diplomático y secretario de Estado para la Cooperación Internacional y para Iberoamérica, también pasa temporadas allí, al igual que Nemesio Fernández Cuesta y Luca de Tena, secretario de Estado de Energía y Recursos Naturales; Joaquín Farnós, consejero de Sanidad de la Generalitat de Valencia; Luis Herrero, periodista y biógrafo oficioso del presidente del Gobierno; y Antonio y Enrique Durán, padre e hijo, máximos responsables de la empresa Dragados.

Aznar y su familia apreciarán este verano varias novedades al llegar a Las Playetas. El alcalde de Oropesa, Rafael Albert, del PP, ha encontrado precisamente en el presupuesto de este ejercicio dinero para adecentar parte de los accesos a la urbanización. Con dos millones de pesetas ha instalado un tramo de acera para poder llegar a la zona dando un paseo y ha asfaltado la peligrosa curva de la carretera nacional 340, donde está la en trada a esas fincas. Hacía tres años que el Ayuntamiento no podía actuar en ese área, según declaró el propio Albert, por falta de recursos económicos. Telefónica, por su parte, ha solicitado permiso para cambiar el cableado existente y montar más líneas. José Soriano, propietario de Porcelanosa y dueño de la villa que habitará Aznar este verano, también ha aprovechado para dar algunos retoques a su casa con las obras propias de cualquier rehabilitación de una residencia de verano que no se usa habitualmente. La familia Soriano veranea en Las Playetas de Belver (Buena Vista) desde hace 35 años, cuando se edificó esta urbanización. Su villa veraniega tiene piscina y jardín y está estratégicamente situada frente al paseo.

Soriano confirmó que varios dirigentes del PP de Castellón se habían puesto en contacto con él "para ver la manera de encontrar una villa con acceso directo a la playa, más grande, para celebrar en ella algunas reuniones, y más segura para un presidente del Gobierno". Entre los políticos del PP que conversaron directamente con Soriano están el alcalde de Castellón y el presidente de la Diputación, Carlos Fabra.

Soriano no lo dudó un momento. Su familia, posee varias fincas en la provincia y cambiar de residencia unos días no les suponía ningún contratiempo. Nosotros no tenemos ningún inconveniente en cederle nuestra casa a Aznar como tampoco lo habríamos tenido con Felipe González. Los buenos empresarios somos independientes y éste es nuestro presidente del Gobierno", declaró Soriano en la tarde del viernes.

La noche anterior había acudido a Madrid a la recepción que el Rey y el presidente del Gobierno ofrecieron al presidente de la República italiana, Óscar Luigi Scalfaro. Porcelanosa mantiene buenas relaciones comerciales con Italia. En la época que la familia Aznar pase en Las Pláyetas la familia Soriano se mudará a una finca de naranjos en Peñiscola (Castellón).

* Este artículo apareció en la edición impresa del Lunes, 1 de julio de 1996

Más información

  • Soriano explica Que deja el chalé a Aznar como lo hubiera prestado a González