En prisión el ex responsable de la principal asociación francesa contra el cáncer

Jacques Crozemarie, el antiguo presidente del ARC (Asociación para la Investigación contra el Cáncer), fue detenido en el aeropuerto de Orly y puesto a disposición judicial. Durante un primer interrogatorio, Crozemarie sufrió problemas cardíacos y hubo que hospitalizarle.Crozemarie perdió la presidencia del ARC a principios de año, cuando el Tribunal de Cuentas analizó la gestión realizada en los últimos diez años y descubrió que sólo un 17% de las donaciones que se hacían para luchar contra el cáncer servían realmente para tal fin. El ARC había permitido a su máximo dirigente, un hombre que lo centralizaba todo y que incluso protagonizaba los anuncios de la asociación en TV, hacerse con un patrimonio importante. El juez Pierre Zanoto habla de "facilidades" y "autogenerosidad" para describir la relación que unía Crozemarie con varias empresas de servicios cuyo único cliente era el ARC y de las que el principal accionista era Crozemarie.

El juez ha considerado necesaria la detención, en el marco de una investigación por "abuso de confianza, encubrimiento, falsificación y utilización de documentos fálsos", de Jacques Crozemarie pero también de Michel Simon, dirigente de las tres principales sociedades suministradoras del ARC, y de Denis Beaumont, que hacía de intermediario y sobre facturaba todas las compras de papel. El juez instructor sostiene que la prosperidad de esas sociedades se funda en la exclusiva clientela del ARC".

Hasta ahora sólo una parte del embrollo financiero ha salido a la luz, el que corresponde a la compra a precios exagerados de chalés o pagos, también exageradísimos, por inexistentes estudios sobre el envejecimiento. Las cuentas corrientes que tenían el ARC y varias sociedades en Luxemburgo y Bélgica aún no han podido ser estudiadas por el juez.

* Este artículo apareció en la edición impresa del 0027, 27 de junio de 1996.

Lo más visto en...

Top 50