Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Celeridad judicial contra Telefónica

Cableuropa, que. tiene participación en 29 sociedades, obtuvo en once días la medida solicitada al juez Illescas

Cableuropa no perdió el tiempo. El sábado 8 de junio, día en que se promulgó el decreto-ley de telecomunicaciones, la sociedad controlada por los bancos Santander y BCH y el grupo estatal ENDESA presentó su demanda judicial para detener la actividad de sus competidores, Telefónica y Cablevisión. Tres días después, el martes 11, la demanda fue admitida a trámite. El lunes pasado, dia 17, se dio audiencia a las partes; y el miércoles 19 ya estaba dictado el auto por el que el juez Ángel-Vicente Illescas Rus intimabaa Telefónica y Cablevisión para que cesaran toda actividad en materia de televisión por cable, alegando diversas disposiciones de la Ley de Competencia Desleal.En realidad, el auto judicial es aún más tajante: una y otra compañías no pueden utilizar "bienes afectos a la concesión del servicio público telefónico" para usarlos con fines distintos a este último. Una interpretación amplia de dicha orden judicial podría cuestionar hasta la raíz una gran cantidad de servicios que necesitan de la infraestructura afecta al servicio telefónico, como la transmisión de datos o el acceso a la red de Internet, según un experto de Telefónica.

En lo que se refiere a la prohibición concreta de la televisión por cable, el juez fundamenta su decisión en el peligro de que Telefónica y Cablevisión se den mucha prisa para ocupar el mercado antes que nadie, al decir en el auto que existe el peligro de que alcancen el límite de abonados previsto por la ley (1,5 millones de suscriptores) antes de que otros operadores se encuentren "en condiciones fácticas y normativas de poder hacerlo". Esa previsión judicial no tiene en cuenta las condiciones establecidas por el Gobierno. español para autorizar la operación de Cablevisión, según las cuales en ningún caso se podrían superar los 300.000 abonados en 1997.

Uno para, otro acelera

Mientras el juez Ángel-Vicente Illescas intima a Telefónica para que se abstenga de dar todo servicio de televisión por cable, la sociedad demandante, Cableuropa, avanza a pasos rápidos.Cableuropa, autora de la demanda en contra de Telefónica y Cablevisión, cuenta con más de 150.000 hogares susceptibles de recibir sus servicios por cable, siempre según sus propios datos. "Estamos operando ya en nueve ciudades", declaraba el actual presidente de Cableuropa, Eugenio Galdón, a La Gaceta de los Negocios el pasado 26 de abril.

Dicho responsable de Cableueropa detallaba cuales eran esasciudades: Santander, Oviedo, Barcelona, Murcia, Cartagena, Palma, Sevilla, Jerez y Antequera. Al tiempo, anunciaba operaciones inminentes en Gijón y Avilés y "muchas posibilidades de ganar los concursos a los que nos hemos presentado en, Valladolid y Valencia". Sólo en las ciudades en que opera Cableuropa, "los hogares a los que vamos a acceder suman 750.000, de los que ya tenemos pasados más de 150.000, a un ritmo de unos 800 diarios", siempre según Galdón.

Cableuropa es el accionista mayoritario de las siguientes operadoras de cable: Sevilla Sistemas de Cable (89,9%); Región de Murcia de Cable, SA (60%); y Oviedo de Cable (84,5%). Y controla participaciones significativas en Jerez de Cable, SI (24,7%), Santander de Cable (18,8%), Telecomunicaciones Antequera (28,1%), Corporación Mallorquina (23%), Cable i Televisió de Catalunya, SA (20%). El número total de sociedades participadas por Cableuropa asciende a 29.

El accionista principal de Cableuropa es el Banco Santander (27,5%). El Banco Central Hispano (BCH) y el grupo eléctrico ENDESA tienen un 20% cada uno. Multitel, la compañía de Eugenio Galdón [que a su vez es consejero delegado de la COPE] cuenta con el 10%. Otro 10%pertenece a la constructora Ferrovial. Un 7,5% está en poder de Unión Fenosa y el 5% restante es de Hidroeléctrica del Cantábrico.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Sábado, 22 de junio de 1996