Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Interior sitúa antes de agosto el primer traslado de presos etarras a Euskadi

El ministro del Interior, Jaime Mayor, dijo ayer que "en las próximas semanas" se pondrá en marcha "una solución individualizada" de acercamiento a prisiones del País Vasco de un grupo de presos de ETA, dentro de una política "sin rótulos" que se negocia con el Gobierno vasco. Interior prevé que los primeros traslados de reclusos clasificados en el segundo grado penitenciario se realizarán antes del próximo agosto.El ministro explicó que ya ha habido conversaciones entre la Dirección General de Instituciones Penitenciarias y el Gobierno vasco. "Esperamos que en las próximas semanas tengamos ultimado lo que viene a significar esa solución individualizada a un conjunto de presos de ETA", dijo.

El Gobierno central y el vasco manejan una lista de 30 terroristas que previsiblemente serán trasladados a prisiones de Euskadi en función de su conducta y de la situación económica de sus familias.

Mayor reiteró que se aplicará una política "individualizada" a cada preso, "sin rótulos, sin acercamientos, alejamientos o dispersiones". De los penados de ETA, actualmente hay 187 clasificados en primer grado penitenciario, 123 en segundo grado y 12 están pendientes de clasificar.

Mari Carmen Garmendia, portavoz, dijo que la voluntad del Gobierno vasco es que se cumpla "en todos sus términos" la resolución adoptada el 28 de diciembre pasado por el Parlamento de Vitoria a favor del acercamiento de los presos de ETA a Euskadi.

El portavoz del PNV, Joseba Egibar, afirmó que su partido está "radicalmente en contra" de realizar el traslado de los presos en función de una "clasificación política" y defendió el acercamiento progresivo de todos los internos, informa Eva Larrauri. Según Egibar, el PNV no colaborará con Interior en la elaboración de la nueva política penitenciaria porque ésta corresponde a la comisión de derechos humanos del Parlamento vasco.

Mayor confirmó también que se ha establecido un equipo de trabajo con el Gobierno francés para coordinar la lucha contra el terrorismo islámico entre ambos países y apostilló que este fenómeno puede suponer en el futuro un "riesgo" para España.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Miércoles, 12 de junio de 1996