Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Normas poco estrictas

A la pregunta de que va a ocurrir con las plataformas que terminan próximamente su vida útil responde David Roger -encargado de este tema en el Foro Explotación y Producción, que agrupa a más de 50 empresas del sector- recordando que, aunque la Convención de Oslo 1972 y las normas IMO de 1991 se inclinan por el desmontaje en tierra, se permite el hundimiento o incluso su permanencia tras ver caso por caso. El resumen de normas es:- Desmontar la superestructura (la planta petrolífera) para su reciclaje.

- Quitar todos los residuos peligrosos.

- Los grandes trozos deben hundirse en más de 2.000 metros de agua y a más de 150 millas náuticas de tierra.

- Las instalaciones situadas en aguas de menos de 75 metros de profundidad deben desmontarse totalmente.

- Otras instalaciones pueden desmontarse total o parcialmente.

- Si el desmontaje es parcial deben quedar 55 metros de agua sin obstáculos por arriba.

- En casos especiales se puede dejar la plataforma entera en el sitio.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Domingo, 9 de junio de 1996