ROCK

Burning, Porretas y Vantroi unen tres generaciones

El último disco de Porretas se llama No tenemos solución y nada expresa mejor la situación de este grupo de Hortaleza. Empecinados en el más vigoroso, vitalista y trepidante rock and roll, no han movido ni un parámetro del planteamiento musical por el que apostaron hace casi una década. Convencidos de su película, aunque no les sirve para abandonar los otros oficios que tienen para sobrevivir, se acercan hoy a Carabanchel a ejercer de anfitriones de otro grupo combativo, los mexicanos Vantroi.Como unos Ramones neoyorquinos, Porretas recogen el sentimiento divertido del rock and roll, el mismo que une a unos chavales de barrio en torno a una litrona, ganas de marcha y unas canciones-himnos que corear en pandilla. Ser de Hortaleza, según ellos "el barrio de los porros y la cerveza", les hace asumir ese sentido de barrio como cualquier chaval que les sigue.

Vantroi -nombre que tomaron de un mártir vietnamita- llevan camino de ser más conocidos en España que en México, donde prima el rock más blando. Acaban de presentar No nos moverán, un disco apadrinado por Extremoduro y grabado bajo las órdenes de Fernando Medina, de Reincidente. Rock en bruto extremadamente joven -nadie en Vantroi tiene más de 20 años que lucha contra el racismo y la injusticia, habla de Chiapas y los zapatistas y llama a la solidaridad.

Cualquiera de estos dos grupos firmaría por llegar adonde ha llegado Burning. Han vivido en tres décadas de rock and roll y aún siguen contando con el respeto y admiración de las nuevas generaciones. Macarras y chulos, los Burning siguen siendo los padres, casi los abuelos, del rock urbano. Nunca han hecho concesiones y eso les ha dado prestigio y convertido en leyenda viva del rock cantado en español.

Burning actúa hoy en Katedral (Fundadores 9; metro Manuel Becerra) a las 22.00 horas. 1.500 pesetas. Porretas y Vantroi, en La Sala (Nuestra Señora de Fátima, 42; metro Carabanchel) a las 21.30. 1.000 pesetas.

* Este artículo apareció en la edición impresa del jueves, 06 de junio de 1996.

Se adhiere a los criterios de