Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Apuros para Clinton por la condena de tres ex socios en el 'caso Whitewater'

El veredicto de culpabilidad dictado contra tres socios de Bill Clinton en el proyecto inmobiliario Whitewater ha puesto en entredicho la conducta del propio presidente norteamericano en relación con ese escándalo financiero. Pero ni el investigador especial del caso ni los principales líderes republicanos han acusado por el momento a Clinton de compartir responsabilidades criminales con los condenados el martes por varios delitos de fraude y malversación de fondos públicos en el Estado de Arkansas.

"Nunca he sugerido que sea necesario incluir al presidente en ese contexto legal, pero en lo que se refiere a los aspectos éticos, todo este embrollo de VVhitewater va a ser muy serio para él", declaró ayer el congresista republicano James Leach, quien como presidente del comité de Banca ha dirigido una investigación sobre Whitewater en la Cámara de Representantes. Alfonse D'Amato, que encabeza una investigación paralela en el Senado, dijo que el veredicto anunciado por el jurado de Little Rock "revela la profundidad de la tragedia de Whitewater". Pero tampoco pidió el procesamiento ahora de Clinton.El veredicto del martes implicaba a los dos socios de Clinton en el proyecto inmobiliario Whitewater, James y Susan McDougal, y al gobernador que sucedió al presidente en el Estado de Arkansas, Jim Tucker. El jurado consideró a los tres cub. pables de la mayoría de los delitos financieros por los que se les juzgaba, Clinton había prestado declaración grabada en ese juicio como el único testigo por parte de la defensa. La decisión del jurado parece poner de manifiesto, por tanto, que el testimonio del presidente en favor de sus amigos no resultó suficientemente convincente.

Nada que ver con lo juzgado

Un miembro del jurado entrevistado ayer por televisión aseguró que, si bien las declaraciones de Clinton se contradecían con las del principal testigo de la acusación, "todos los que estaban relacionados con este caso tenían claro que, el presidente no tenía nada que ver con los delitos que eran juzgados". El principal testigo de la acusación había dicho durante el proceso que Clinton le había presionado para que le entregara un crédito en condiciones ilegales a los McDougal. Clinton lo negó.El presidente no quiso ayer hacer comentarios sobre la credibilidad que había tenido su testimonio. Se limitó a lamentar el veredicto contra sus amigos y a anunciar que este asunto no iba a afectar a sus planes. El gobernador Tucker presentó su dimisión tras el veredicto.

La mayoría de los comentaristas coincidían ayer en que es muy improbable que Clinton se pueda ver envuelto en un conflicto legal como consecuencia de Whitewater, pero sí esperaban un efecto negativo en la campaña electoral del presidente. Su rival republicano, Bob Dole, declaró que nunca había tratado hasta ahora de sacar rentabilidad electoral de Whitewater y que no pensaba hacerlo ahora tampoco, por lo que se negó a expresar comentarios sobre el veredicto. Pero el presidente de la Cámara de Representantes, Newt Gingrich, manifestó que la decisión "comienza a sacar a la luz el encubrimiento" en el caso Whitewater.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Jueves, 30 de mayo de 1996

Más información

  • Dole afirma que no explotará el caso durante la campaña