Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra
EL 'CASO GAL'

"Si te imputan tienes que aguantarte"

El teniente general José Antonio Sáenz de Santa María entró en la Audiencia Nacional por la puerta del garaje y llegó directamente al juzgado de Baltasar Garzón utilizando el ascensor. Tras su declaración, salió por la puerta principal y respondió a los informadores, aunque sin querer quebrar en ningún momento el secreto del sumario.Preguntado por su opinión acerca de que tres generales de la Guardia Civil que se han destacado en su lucha contra el terrrorismo aparezcan como imputados en un sumario por asesinato, el teniente general respondió: "Eso lo tienen que valorar ustedes mismos". El teniente general pareció sinceramente sorprendido cuándo le preguntaron si el juez Garzón había adoptado alguna medida contra él: "No. ¿Por qué?".

Respecto a si se le imputa alguna relación con los asesinatos, replicó: "Estoy diciendo que el sumario es secreto y yo respeto el secreto del sumario". "Pero ¿tiene usted algo que ver con el asesinato de Oñederra"?, insistió un periodista. "Pero coño, ¿no le estoy diciendo que el sumario es secreto?", se impacientó el general.

Después pareció resignarse al acoso informativo. "Pero ¿qué le parece que se le hagan graves imputaciones?". "Hombre, esto es inevitable. Si te imputan, tienes que aguantar la imputación. Ahora, ustedes van, a borrar todo lo que dijeron antes de mí cuando vean que es mentira? Me refiero a la clase periodística en general... Si te imputan tienes que aguantarte", insistió.

José Antonio Sáenz de Santa María, que dijo sentirse "satisfecho" de cómo había trascurrido su declaración, es el primer general de los tres imputados que declara ante Garzón. Hoy lo hará el general Andrés Cassinello, mientras que el general Enrique Rodríguez Galindo aún no ha sido citado.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Martes, 21 de mayo de 1996