Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
EL NUEVO GOBIERNO

Matutes recalca que España debe dedicar mayor atención a Asia

"Se nota que ha llegado un empresario", susurró un diplomático en el acto de toma de posesión de Abel Matutes como titular de Asuntos Exteriores. El nuevo ministro añadió Asia, "el gran contingente emergente", a las prioridades tradicionales de la política exterior española que mencionó en su discurso y que son Europa, el Mediterráneo y Latinoamérica.Matutes, de 54 años, otorgó también gran importancia en sus primeras palabras a "la mejora de la unidad de acción en el exterior y, en especial, a mejorar las relaciones entre Asuntos Exteriores y Comercio" que han atravesado una mala racha con la negativa, por ejemplo, de algunos consejeros comerciales a incorporarse a las embajadas de España.

Matutes suprimirá dos de las tres secretarías generales en Exteriores y nombrará dos secretarios de Estado. El consejero de Educación de la Comunidad Valenciana, Fernando Vilialonga, se hará cargo de la Secretaría de Cooperación y es posible que Ramón de Miguel deje la dirección general de Energía de la Comisión Europea para dedicarse las relaciones con la Unión Europea. Es de temer que España pierda así una de las pocas direcciones que controla en Bruselas. Villalonga ha sido elegido por Aznar mientras De Miguel es un hombre de confianza del nuevo jefe de la diplomacia española.

El ex y el nuevo ministro, que se conocen desde hace diez años y trabajaron juntos en Bruselas, intercambiaron en sus discursos numerosos elogios.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Martes, 7 de mayo de 1996