Tribuna
Artículos estrictamente de opinión que responden al estilo propio del autor. Estos textos de opinión han de basarse en datos verificados y ser respetuosos con las personas aunque se critiquen sus actos. Todas las tribunas de opinión de personas ajenas a la Redacción de EL PAÍS llevarán, tras la última línea, un pie de autor —por conocido que éste sea— donde se indique el cargo, título, militancia política (en su caso) u ocupación principal, o la que esté o estuvo relacionada con el tema abordado

Un matemático lee el periódico

John Allen Paulos, nacido en Denver, -doctor en Matemáticas por la Universidad de Wisconsin y actual rector de la de Temple en Philadelphia, ha publicado en, editorial Tusquets un libro titulado Un matemático lee el periódico donde mantiene que con frecuencia las intenciones del personaje noticioso se convierten en parte de la noticia y advierte también que el papel desempeñado por el periodista en el proceso informativo deja, en ocasiones de manera muy perceptible, su impronta en la noticia. Aquí los más aplicados ya estaban prevenidos por aquel enunciado de Heisenberg mencionado en días anteriores según el cual "no conocemos la realidad sino la realidad sometida a nuestra manera de interrogarla". También sabían lo que la Física enseña sobre la interacción que se produce entre el fenómeno observado y el instrumento de observación.Persuadido de ello, Vicente Zabala sostenía que los críticos taurinos debían abstenerse de cualquier trató con los diestros y propugnaba el mantenimiento de la distancia crítica desde su localidad en el tendido para enjuiciar la labor de los espadas. Tenía comprobado que quienes se pasaban el invierno en las fincas de los ganaderos y se convertían en habituales de los tentaderos con las figuras luego, embotados por las amistad, llenaban sus crónicas de eufemismos para encubrir con piedad el desacierto en los ruedos. De ese mismo parecer y proceder fue el fúndador del diario Le Monde, Hubert Beyve-Méry, que limitó de manera drástica su vida social para preservar al máximo su libertad de juicio.

Más información
El PP se acerca al 'sí' del PNV
Oportunidad política

Aquí, en el ruedo ibérico, los sobresaltos de la Transición forjaron un frente común de políticos y periodistas en favor de las libertades y contra los golpistas. Fueron esas circunstancias y otros desconciertos surgidos de la falta de costumbre los que impulsaron el amontonamiento de. periodistas y políticos en los pasillos del Congreso de los Diputados. Era visible la pérdida de distancia física, de la que se siguió en seguida la pérdida de distancia, gramatical, con el abandono del usted y del uso de las tercera persona en favor del tuteo. Empezaba la degradación hacia el conchabamiento, el compadreo y la amplificación de las interferencias perturbadoras y se abría el camino de los malos entendidos. Luis Carandell intentó poner coto a tantos desmanes promoviendo el club del usted para recuperar así la distancia crítica que devolviera a cada uno a su lugar pero su éxito fue muy limitado y llegó un momento en que al propio presidente del Gobierno Adolfo Suárez le interrogaba de el último de los improvisados periodistas que le interrumpía alcachofa en ristre en los pasillo del Palacio de la Carrera de San Jerónimo.

Ajeno a estos detalles y a otras prácticas características de los aborígenes, concluye nuestro autor arriba citado, John Allen Paulos que, cuando se omiten los datos críticos sobre el papel del periodista en la información, "nos faltan muchas indicaciones sobre cómo. y quién decide qué: asuntos serán difundidos en forma de noticia". Así las cosas se imponen recomendar la lectura preventiva de aquel Manual de autoprotección contra la manipulación comunicativa que hace años tradujo del alemán la editorial Gustavo Gili. Mientras tanto seguimos atónitos la pugna de El Mundo y Abc a propósito, por ejemplo, del general Rodríguez Galindo en quien el primero de los diarios citados tiene depositadas todas sus adversidades y el segundo, todas sus complacencias. Cada información de Pedro Zola sobre el GAL verde es terminantemente desmentida en la edición de esa misma fecha por Luis María Ansón, y cada uno de estos desmentidos es presentado por Jotapedro como el culmen de la manipulación por su fraternal colega de la AEPI, eso sí, sin que en ningún caso se mencione la cabecera ni el director del que se discrepa al que se prefiere suponer sorprendido en su buena fe por los reporteros de investigación que obtienen las declaraciones más trepidantes mediante la acreditada técnica del soborno. Luego un periodista de radio permanentemente elogiado en las caras de la noticia" al que se encomia como el más escuchado en la franja horaria en la que se emite su programa procede a publicar en un libro las tarifas de Rafael-Ansón y todo queda en una carta de excusas mientras el volumen con la "falacia" incluida sigue circulando como un éxito editorial. El caso merece alguna reflexión porque Ansón es asiduo de COPE y merecía ser consultado antes.

Lo que más afecta es lo que sucede más cerca. Para no perderte nada, suscríbete.
Suscríbete

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS