Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

16 muertos y más de cien heridos por un grave incendio en el aeropuerto alemán de Düsseldorf

Un incendio de grandes proporciones iniciado en la terminal A, el de Lufthansa, del aeropuerto de Düsseldorf, al oeste de Alemania, causó ayer la muerte a 16 personas y provocó heridas de diversa consideración a casi un centenar, según dijo anoche Hans-Joachim Peters, director del aeropuerto. No había noticias de que hubiera españoles entre los fallecidos. El incendio se originó de un modo fortuito, aunque la policía emprendió investigaciones para determinar con exactitud las causas del siniestro, el más grave registrado en un edificio público en la historia reciente alemana.

Las llamas comenzaron a las 16.20 horas en las inmediaciones de una tienda de flores de la terminal de llegadas y se extendieron rápidamente por todo el edificio. Un testigo dijo haber visto cómo previamente saltaban chispas en la rejilla del conducto del aire acondicionado. Precisamente a través de las conducciones se extendió con inusitada rapidez un denso humo que provocó la mayor parte de las víctimas. Un portavoz de los bomberos señaló: "Podría haber sido provocado por chispas que saltaron de algún equipo de soldadura" de algún trabajador.El mismo representante atribuyó el altísimo número de muertos al pánico que se apoderó de los transeúntes cuando se extendió la voz de fuego y ese miedo les llevó a no atender las indicaciones de salida en caso de emergencia. "Ha sido una catástrofe", dijo un pasajero.

Un portavoz de la policía alemana dijo anoche que entre los fallecidos hay seis franceses, cinco alemanes, un británico, dos italianos y dos personas aún sin identificar.

En un ascensor que conecta la zona de llegada y salida, los. efectivos de rescate hallaron nueve muertos, entre ellos varias mujeres y un niño por lo que se supone que podría haber perecido toda una familia.

El tráfico de pasajeros era extraordinariamente intenso en el aeropuerto de Düsseldorf, el segundo con mayor movimiento de Alemania, debido a que este fin de semana terminan las vacaciones en el Estado de Renania del Norte-Wesfalia.

Los bomberos del propio aeropuerto, que acudieron a la terminal de pasajeros, se encontraron un escenario dramático. Algunas personas pedían auxilio desde el tejado.

A última hora de la tarde y debido al intenso humo, los bomberos seguían buscando más víctimas entre los escombros, protegidos con máscaras antigás. El portavoz del aeropuerto, que se encontraba en la terminal en el momento del siniestro, ha manifestado que la combustión de los materiales del edificio provocaron la liberación de gases tóxicos que imposibilitaban la respiración.

Más humo que fuego

Las numerosas personas que consiguieron escapar del infierno manifestaron que el humo se propagó con mucha mayor rapidez que las llamas. Los efectos del incendio no dejaron ni una sola dependencia sin daños. En los sótanos del aeropuerto, en los que está instalada una estación de la red de los ferrocarriles alemanes, también podían observarse los efectos del siniestro. Algunos pasajeros que esperaban a los trenes intentaron huir por el túnel que comunica la estación con el exterior. La terminal del aeropuerto ha quedado totalmente destruida. Se desconoce por qué no funcionaron debidamente los dispositivos antiincendios.

El aeropuerto fue cerrado al tráfico inmediatamente y todos los vuelos que tenían prevista su llegada a Düsseldorf fueron desviados a los aeropuertos más próximos, sobre todo al de Colonia-Bonn que se encuentra a unos 40 kilómetros.

El aeropuerto de Düsseldorf, que concentra una gran proporción de vuelos a destinos turísticos, tendrá que permanecer cerrado durante las próximas semanas, según ha manifestado su portavoz.

Los vuelos que en los próximos días tenían prevista su salida o llegada en él serán atendidos desde otros aeropuertos de la región. Un representante de Iberia anunció que todos los vuelos de la compañía que unen España con el aeropuerto siniestrado serán desviados al de Colonia-Bonn, como así ocurrió con el vuelo nocturno de ayer. El otro vuelo de Iberia a Düsseldorf es matutino.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Viernes, 12 de abril de 1996

Más información

  • Un testigo vio saltar chispas en una rejilla del conducto del aire acondicionado