Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Emilio Muñoz acusa a Candi de colocar la soga que mató a Anabel

Emilio Muñoz Guadix, el churrero de Pantoja (Toledo) encarcelado por el secuestro y asesinato de Anabel Segura, reiteró ayer que la ejecución de Anabel (murió ahorcada, según la autopsia) fue obra de él y de su compinche Cándido Ortiz, Candi. Muñoz indicó que Candi, también encarcelado, fue quien ató de una viga la soga con la que fue ahorcada la joven madrileña. Y reiteró la culpabilidad de su esposa, Felisa García, acusada de imitar la voz de Anabel en una grabación enviada a la familia Segura para hacerle creer que seguía viva.

Los tres encausados comparecieron ayer ante la juez de Illescas (Toledo) que instruye el caso, Manuela Hernández. La juez les había citado para informarles del auto de procesamiento que pesa sobre ellos. A Muñoz y a Ortiz, ambos de 35 años, les atribuye los delitos de detención ilegal y asesinato; y a Felisa García, esposa del primero, haber cooperado con ellos. Candi siempre ha dicho que el autor material del crimen fue Muñoz.Muñoz declaró ayer que su esposa, Felisa, cooperó con él y con Candi "de forma voluntaria". Felisa García, madre de cuatro hijos, lo niega. Según ella, grabó la cinta porque su marido le puso un machete en el cuello para que lo hiciese. El auto de procesamiento indica que cuando Felisa García grabó la cinta "sabía que Anabel estaba muerta".

La juez dejó en libertad bajo fianza a Felisa García tras un careo que mantuvo ésta con su marido en enero. En ese careo, Muñoz la exculpó y reconoció haberla coaccionado. Sin embargo, días después acudió otra vez al juzgado, voluntariamente, y se desdijo. Su esposa actuó libremente, señaló. La juez revocó entonces la libertad y ordenó el reingreso de Felisa García en prisión. Muñoz justificó ayer su cambio de declaración respecto a su esposa en que "ha reflexionado mucho" y quiere contar "toda la verdad", dijo.

Piedad Jara, abogada de Felisa García, entregó ayer a la juez una carta, fechada el 21 de noviembre pasado, que Emilio remitió a sus hijos. En ella, según Jara, les pide perdón por el daño que les había hecho y por "haber metido a su madre en un lío". La letrada entiende que Muñoz se ha retractado por "venganza", pues Felisa García se negó a mantener un contacto con él en la prisión.

Emilia Zaballos, abogada de Emilio Muñoz, indicó que su cliente es "consciente de lo que ha hecho" y está "muy arrepentido". Zaballos negó que la rectificación de Emilio Muñoz sobre Felisa obedezca a una venganza.

Rafael Escuredo, letrado de la familia de Anabel Segura, recordó ayer -en alusión a Felisa García, cuya abogada sostiene que grabó la cinta bajo amenazas- que "la única víctima es Anabel Segura". Escuredo, ex presidente de la Junta de Andalucía, pidió que no se haga "folclorismo" con este caso y anunció que pedirá nuevas diligencias a la juez. No las especificó. "Se debe caminar con serenidad y tranquilidad para llegar a las imputaciones que con justicia corresponden. Todavía", agregó, "no se han aclarado del todo los hechos". Escuredo indicó que la familia Segura "está mal" a raíz de las revelaciones que ha arrojado la apertura del sumario. Rafael Pérez de Vargas, abogado de la acción popular, formada por varias asociaciones vecinales de Alcobendas, afirmó respecto a Felisa: "Es parte activa en los hechos; de alguna' manera participó en ellos e intentó lucrarse con los beneficios".

El tercer procesado, Cándido Ortiz, Candi, se acogió a su derecho constitucional a no declarar.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Jueves, 21 de marzo de 1996

Más información

  • Escuredo critica el "victimismo" de Felisa