Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

La policía croato-musulmana controla ya tres barrios serbios de Sarajevo

La policía de la Federación croato-musulmana entró a primera hora de la mañana de ayer en Hadzici, el tercer barrio de Sarajevo que es abandonado por los serbobosnios. Poco antes, las llamas del incendio del ayuntamiento de este distrito iluminaron la huida de las últimas familias serbias. Poco después, llegaban los antiguos habitantes musulmanes de Hadzici con la esperanza de recuperar sus casas. Y mientras tanto, una patrulla de agentes croato-bosnios intentaba apoderarse de la ciudad fantasma. Bastó una amenaza de las fuerzas de la OTAN para que se retiraran. Así se cumple la paz de Dayton.

Los últimos 50 serbios de Hadzici salieron por la calle principal de este suburbio del suroeste de la capital bosnia a las tres de la madrugada. A su espalda dejaban varias fábricas saquedas; y una central eléctrica destruida. Pero antes de que terminara el éxodo, unos 20 policías croato-bosnios llegados desde Mostar se hicieron fuertes en la comisaría del barrio. Hadzici es un punto, estratégico para los croatas, ya que controla la carretera que conduce hacia el Adriático a través de Herzegovina.Ante el temor a que se registrara un enfrentamiento con los 90 policías de la federación que estaban en camino hacia Hadzici junto con agentes de la ONU, las tropas de lfor (el contingente militar de la OTAN en Bosnia) tomaron posiciones en el barrio y amenazaron a los ocupantes con utilizar la fuerza si no desalojaban la comisaría. Una hora antes de que expirara el ultimátun los croatas se retiraron.

"Esta vez ha predominado el sentido común", sentenció un portavoz de lfor en Sarajevo ante el primer incidente grave que se registra durante la devolución de los barrios serbios al Gobierno de la Federación, que debe concluir el día 20.

Las patrullas de la policía croato-musulmana ya se encuentran desplegadas en los barrios de Vogosca e Illijas y deben tomar aún el control de Illizda (el día 12) y de Grbavica (el 19). La agencia de la ONU para los refugiados calcula que la practica totalidad de los 60.000 serbios que vivían en estos cinco distritos han huido hacia el territorio de la República serbobosnia.

Antes de que comenzara el sangriento asedio a la capital bosnia, en Hadzici había 24.000 habitantes: dos tercios de ellos musulmanes y un tercio serbios, además de un puñado de croatas. Los primeros musulmanes expulsados por las milicias serbias en 1992 regresaban ayer sus casas.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Jueves, 7 de marzo de 1996

Más información

  • La OTAN desalojó a los croatas que se apoderaron de Hadzici