Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Un solo voto en el Parlamento impide una moción contra Major

El Partido Conservador británico superó ayer por un sólo voto de diferencia la conclusión del debate sobre el llamado informe Scott, que critica la actuación ministerial en la venta de armas a Irak durante los años ochenta. El resultado evita una moción de censura a corto plazo, que hubiera podido forzar la dimisión del Gobierno y la convocatoria de elecciones anticipadas. Pero pone en evidencia la fragilidad de una Administración tory que sobrevive en base a crecientes concesiones políticas.

Tras el recuento de votos, el ministro para Irlanda del Norte, Patrick Mayhew, protestó públicamente por un intento de chantaje por parte del líder del Partido Unionista del Ulster (PUU), David Trimble. Según Mayhew Trimble, que representa a la fuerza mayoritaria en la provincia, intentó lograr "un acuerdo clandestino". que fue bloqueado por el primer ministro, John Major.

El líder unionista reconoció que durante su conversación con Major, antes de la votación, surgió "una serie de asuntos y sugerencias", pero negó que su objetivo fuera el pacto político. "Fue el Gobierno quien convocó el encuentro", protestó Trimble. Pero, durante una jornada en que el debate parlamentario se entremezcló con el futuro del proceso de paz norirlandés, los nueve diputados unionistas, votaron en contra del Gobierno.

Por el contrario, el minoritario y radical Partido Unionista y Democrático del Ulster (DUP), con tres diputados en Londres, apoyó al Gobierno en su defensa del informe Scott. Finalmente, fue el rebelde conservador, Rupert Allason, quien inclinó la balanza en favor de su partido tras recibir garantías gubernamentales referentes al control de los certificados de inmunidad en cuestiones de interés público.

Proceso de paz

La estructura concreta de las elecciones que podrían convocarse en Irlanda del Norte de reanudarse el proceso de Paz parece ser el origen de la presunta presión de Trimble. Los diputados del UUP entienden que el Gobierno ha pactado ya con Ian Paisley el sistema que regirá la propuesta electoral: una única circunscripción que abarque a todo el Ulster y votación por partidos frente a una votación por representantes en cada uno de los distritos electorales.Sin embargo, sigue en suspense la cumbre anglo-irlandesa, prevista en principio para el miércoles, que debería retomar la iniciativa conjunta gubernamental frente a los recientes atentados mortales del IRA.

Altos funcionarios de ambas administraciones fallaron anoche en su intento por acortar sus diferencias. Se han aceptado en un principio tres iniciativas: elecciones internas en el Ulster, de acuerdo a los intereses unionistas recogidos por Londres; referendum en toda la isla irlandesa, según el objetivo de los nacionalistas; y conversaciones de aproximación", de acuerdo a la propuesta de Dublín.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Martes, 27 de febrero de 1996