Elección democrática

THE NEW YORK TIMES

La democracia española alcanzará una fase más madura, aun que menos heroica, en las próximas elecciones. ( ... ) Las encuestas muestran que el partido encabezado por el prosaico pero persistente José María Aznar mantiene una ventaja de 10 puntos. El principal tema de la campaña no es la ideología, sino la honradez. Los procedimientos judiciales contra destacados altos cargos del Gobierno y financieros afines inculpados por corrupción y abuso de poder se multiplican. ( ... ) La más destacada y dañina acusación proviene de una cam paña policial de asesinatos y se cuestros de supuestos etarras en el sur de Francia. ( ... ) Los jueces determinarán tras las elecciones las responsabilidades que alcanza este desagradable episodio de terrorismo, de Estado. ( ... ) Mientras los socialistas han permitido que su imagen se deteriore, el partido de Aznar se ha consolidado como una moderna organización de centro-derecha acentuando su compromiso de mantener los beneficios sociales, reeducir el desempleo y egociar con los sindicatos.(...) González deja un legado formida le. Ha consolidado la joven democracia, ha logrado que los socialistas acepten la economía de mercado y ha introducido a su aislado país en la OTAN y la UE. ( ... ) Pero a los electores siempre les preocupan menos los logros históricos que las condiciones de vida. Después de 20 años, la democracia española cumple ampliamente su promesa al ofrecer al país una alternativa posible. Nueva York, 20 de febrero

* Este artículo apareció en la edición impresa del jueves, 22 de febrero de 1996.

Archivado En:

Te puede interesar

Lo más visto en...

Top 50