Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
Elecciones 3 de marzo

Aznar hace un llamamiento al voto indeciso para que "las urnas rebosen de voluntad de cambio"

José María Aznar no se confia. Casi en el ecuador de la campaña, ha iniciado una fase: nueva en la que intenta movílizar el voto de los indecisos, unos cuantos centenares de miles de papeletas que, según los cálculos de la dirección del Partido Popular, pueden otorgarle o negarle una mayoría absoluta. A punto de conocerse las encuestas del fin de semana, el último en el que se pueden publicar sondeos, el líder de los populares redoblé ayer desde La Coruña sus llamamientos a la participación y pidió a los ciudadanos que llenen las urnas, de forma que "rebosen de voluntad de cambio".

Ante unas 12.000 personas reunidas en el impresionante recinto del Coliseo coruñés, Aznar y todos los restantes oradores dedicaron un homenaje al gran ausente, Manuel Fraga. El presidente de la Xunta no pudo asistir. Ha suspendido todas sus actividades públicas desde el jueves a causa del agravamiento del estado de salud de su esposa. El líder del PP confesó "un punto de tristeza" porque es la primera vez que no puede encontrarse con Fraga en Galicia, desde que éste ocupa la presidencia de la Xunta y él la del partido, pero advirtió que el 3 de marzo, "cuando ganemos", dijo, "al menos una mirada, al menos la mía, se va a volver con gratitud hacia Galicia, hacia Santiago de Compostela".Aznar, que por la mañana visitó las instalaciones centrales en Arteixo de Zara, la multinacional gallega de la confección, se dirigió especialmente a los electores todavía dubitativos y les manifestó su respeto "cualquiera que sea su decisión final". Pero les pidió también que piensen al llegar ante la urna "en el interés de España, a la vista de lo que ha sido la última legislatura".Si el cambio es la esencia de la democracia, agregó, es difícil imaginar una situación en la que la alternancia de partidos políticos en el Gobierno "sea más razonable y más necesaria" que ahora. Aznar reclamó a los españoles que no se confíen, porque "no basta con estar harto de la situación, es preciso ir a votar el próximo 3 de marzo".El llamamiento a la movilización y a rebañar hasta el último voto se produjo precisamente en Galicia, dónde las expectativas para los populares no pueden ser mejores. Parecen tener asegurada una victoria aplastante. Y también se sumaron los dirigentes locales. José Manuel Romay Becaría, presidente del PP de La Coruña y conselleiro de Sanidad, uno de los gallegos con los que Aznar puede contar como ministrable, lo expresó gráficamente.

Citando a un concejal de un pueblo, Romay Becaria dijo que hay que convencer de la necesidad de votar a todos los que pueden hacerlo, hasta a los ganaderos. "Votad", dice Romay que dijo el concejal, "aunque las vacas se queden sin ordeñar. Es mejor que no las ordeñéis un día a que os las ordeñen los socialistas todo el año".

Aznar replicó también a los llamamientos explícitos de Felipe González para que los pensionistas respalden las candidaturas del PSOE y den el vuelco a la situación. "Yo no voy a utilizar a los pensionistas como pura mercancía electoral", clamó antes de desencadenar una de las grandes ovaciones del público que llenaba el Coliseo, "para sumar o restar unos millones de votos y maquillar un triste balance político. Los pensionistas en España no deben nada al Gobierno, es el Gobierno el que debe mucho a los pensionistas".

Quizá en un guiño sobre el futuro de Romay Becaría, el líder de los populares puso la gestión de la Xunta como ejemplo de eficacia y honradez y escogió el área de Sanidad. Según sus datos, desde hace tres años, cuando el Gobierno autónomo recibió las competencias sanitarias, la media de espera en lista para intervenciones quirúrgicas ha pasado de 273 días a 82.

En una de sus intervenciones más largas en lo que va de campaña, Aznar tuvo tiempo para comprometerse con el territorio que visitaba - "hay una asignatura pendiente con Galicia y desde el primer momento Galicia se incorporará a un nuevo impulso nacional"-, para adelantar su interpretación de la corresponsabilidad fiscal para las comunidades autónomas las administraciones deben asumir responsabilidad en el gasto, pero también en el ingreso" y dedicar algún banderillazo a su adversario principal, Felipe González: "Puedo ir a una empresa, puedo ir a la Universidad... a cualquier parte. Hay algunos que no pueden asomar la nariz por ningún sitio, excepto en su televisión".

* Este artículo apareció en la edición impresa del Viernes, 23 de febrero de 1996

Más información

  • "No voy a utilizar a los pensionistas como pura mercancía electoral", afirma el líder del PP