Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

10 años después del asesinato de Palme la policía sueca reconoce su fracaso

El jefe de la investigación del asesinato del ex primer ministto sueco Olof Palme, cometido el 28 de febrero de 1986, reconoció ayer el total fracaso de estos 10 años de trabajo. "La investigación ha sido un fracaso, un fiasco que ya no tiene razón de ser", afirmó ayer ante las cámaras de televisión Hans Olvebro, jefe de la investigación policial. La investigación, sentenció el comisario, "no debe continuar".

A pocos días de que se cumpla una década del asesinato de Palme, la policía sueca sigue sin averiguar quién fue el desconocido que disparó sobre el primer ministro a la salida de un cine de Estocolmo, no ha encontrado el arma homicida y jamás ha esclarecido cuáles fueron los móviles del crimen.

Al principio de la investigación, recordó el comisario, centenares de policías estaban movilizados en la investigación del asesinato; ahora sólo quedan 14. "Hace dos años, aún trabajabamos activamente, quedaban unos 200 o 300 informes que estudiar, pero creo que ahora ya no tiene sentido tener a 14 personas dedicadas a esto a tiempo completo. La investigación está concluida", reconoció Olvebro.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Miércoles, 21 de febrero de 1996