Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

14 guardias civiles, procesados en el caso de las torturas de Cohnenar Viejo

Colmenar Viejo

Al menos 14 agentes de la Guardia Civil serán procesados como presuntos autores de un delito de torturas cometidas en el cuartel de la Guardia Civil de Colmenar Viejo (28,000 habitantes) en octubre de 1994 contra tres jóvenes del municipio, según adelantó ayer el abogado que ha ejercido la acusación particular, Teodoro Mota. Los tres denunciantes, Cecilio Rodríguez, José Luis Villanova y Pedro Rodríguez, aseguraron que los miembros del instituto armado les dieron una paliza el 21 de octubre de 1904, cuando salían del pub Colors, en Colmenar Viejo. En su defensa, los guardias civiles presentaron a su vez una denuncia contra los tres jóvenes mencionados por agresiones a la autoridad. Ambas denuncias han dado lugar a la apertura de sendos procesos judiciales simultáneos, que aún se encuentran en proceso de resolución.

Según ha reflexionado Teodoro Mota, el hecho de que se procese a un número tan elevado de agentes "demuestra que el caso tiene una gran trascendencia, ya que supone reconocer que pudieron cometerse unos delitos sumamente graves en esas dependencias".

Asimismo, Mota (quien, además de llevar la acusación del caso, ocupa el cargo de presidente de la Asociación contra la Tortura), no descarta solicitar el procesamiento de los otros siete agentes implicados en las supuestas agresiones.

La juez de Colmenar Viejo que instruye el caso, Nuria García, ha anunciado que trasladará el sumario por la denuncia de tortura a la acusación y a la defensa para que procedan a redactar su escrito con los cargos que se imputan y las penas que se imponen a los procesados.

Que hable el Ayuntamiento

Por otro lado, José Luis Villanova, padre de uno de los jóvenes denunciantes, ha anunciado que se ha dirigido a los tres grupos políticos que integran el Ayuntamiento de Colmenar Viejo para que se pronuncien públicamente sobre estos hechos.

En su opinión, la gravedad de las agresiones y el gran número de guardias civiles procesados hace imprescindible que tanto el Partido Popular como el PSOE y la coalición Izquierda Unida denuncien la actitud de los efectivos del cuerpo de seguridad.

Respecto a la denuncia presentada por los guardias civiles, el pasado martes, seis jóvenes de Colmenar Viejo fueron sometidos a 30 ruedas de reconocimiento durante más de tres horas, que se hicieron en la cárcel de Soto del Real.

La identificación había sido solicitada por cuatro agentes del Instituto Armado y por un vecino de Colmenar Viejo con el objetivo de poder determinar la participación de los acusados en las presuntas agresiones que denunciaron los agentes de la Guardia Civil.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Sábado, 20 de enero de 1996