Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Fuerte ascenso en todo el mundo de las familias con un solo progenitor

El concepto tradicional de familia está cambiando profundamente en todo el mundo. A la mujer le toca asumir mayores responsabilidades económicas para sus hijos, convirtiéndose en el único apoyo económico o en e más importante en un creciente número de familias, según las conclusiones de un estudio elaborado por la, organización no gubernamental estadounidense Consejo de la Población.Este informe, Las familias en el punto de mira: nuevas perspectivas para madres, padres e hijos, pone de manifiesto el enorme aumento de hogares a cuyo frente se encuentra una mujer en los países del Tercer Mundo y de familias monoparentales en los desarrollados. Ello, se debe a los elevados niveles de separaciones, de flujos migratorios y de madres solteras, a lo que hay que añadir las altas tasas de desempleo.

Las cifras que ofrece el Consejo de la Población hablan por sí solas. En la década de los ochenta, más del 24% de los hogares con hijos dependientes en Estados Unidos sólo tenía al frente a uno de los progenitores -en general, la madre-, lo que supone el doble de hace 15 años. En Japón eran solamente el 41%, y en la antigua Unión Soviética, el 28%. El 55% de los matrimonios terminan en divorcio en Estados Unidos. En Canadá, Francia, Grecia, Holanda o Alemania, el índice de separaciones se ha doblado en 20 años. En la República Dominicana, Ghana, Indonesia y Senegal, entre el 40% y el 60% de las mujeres de alrededor de 40 años ya no viven con su primer marido.

Cambios en los Gobiernos

El cambio registrado en la estructura familiar está poniendo en riesgo de extinción la idea tradicional de "unidad estable y conexa en la que el padre proporciona el, apoyo económico, la madre los cuidados emocionales y los hijos son bien tratados y de igual manera".Del cambio en las políticas mundiales depende la supervivencia familiar, según el estudio. Por el momento, los Gobiernos no invierten lo suficiente en la próxima generación o en los adultos que deseen ser buenos padres.

Una de las autoras, Judith Bruce, predice que en el futuro el hecho de ser madre puede ser uno de los factores más importantes que disponga a las mujeres a la pobreza, a menos que se valore plenamente el papel de la mujer en la familia y se equilibre la responsabilidad de los hijos entre hombres y mujeres".

Más datos de los cinco continentes para el análisis y el debate: en Australia, más del 64% de los hijos en familias monoparentales son pobres, frente al 11% de familias con ambos progenitores. Y en Estados Unidos, las cifras alcanzan el 60% y el 14%, respectivamente.

En el norte de Europa, más de un tercio de nacimientos se registraran entre madres solteras; y en Botsuana, cerca del 43% de las adolescentes han tenido hijos.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Lunes, 15 de enero de 1996