Los curas integristas de Lumen Dei atemorizaron a los niños de Jarandilla durante varios años

Los sacerdotes saldrán del colegio Hispano-Inglés si lo piden todos los padres

"Los curas perseguían a las adolescentes para que no entraran en las discotecas, que eran lugares pecaminosos". "Un niño dormía con un cuchillo debajo de la almohada por si venía el demonio con el tridente". Enrique Morales, presidente de la Asociación de Padres del colegio público de Jarandilla de la Vera (Cáceres), cuenta anécdotas "espeluznantes sobre los curas de Lumen Dei que aterrorizaron a los chicos durante más de cuatro años". Los sacerdotes de Lumen Dei se comprometieron ayer ante los padres del colegio Hispano-Inglés, de la localidad madrileña de Pozuelo de Alarcón, a salir del centro hasta el próximo mes de junio si éstos lo piden por unanimidad.

Los miembros de la asociación integrista Lumen Dei, nuevos propietarios del colegio laico Hispano-Ingles, de Pozuelo de Alarcón (Madrid), estaban ayer ilocalizables, así como el anterior propietario, José Manuel Martínez Ruíz, pero los habitantes de la población cacereña de Jarandilla de la Vera estaban encantados y muy dispuestos a hablar.Los sacerdotes de Lumen Dei, que compraron el pasado 29 de diciembre el citado colegio laico, dando lugar a que los padres de los alumnos se hayan levantado en pie de guerra contra el cambio de titularidad "sin previo aviso", permanecieron más de cuatro años en el pueblo cacereño de Jarandilla de la Vera "atemorizando a los niños y las adolescentes", según declaraciones de los vecinos.

"Decían a los niños que si no iban a misa iban a tener un accidente y no quisieron dar la absolución a una madre, tras la confesión, hasta que no se quitara el DIU que llevaba", cuenta Ignacio Morales. Este vecino dice que la mayor parte de los 120 padres que integran la Asociación de Padres de Alumnos (APA), que él preside, del colegio público de Jarandilla estaban "horrorizados". "Mucha gente del pueblo se unió a nosotros y decidimos movilizarnos", explica el portavoz de los padres. Se pusieron en contacto con el Obispo de Cáceres "y a partir de ese momento los curas suavizaron un poco sus actuaciones", cuenta Ignacio Morales.

Los curas de Lumen Dei se marcharon de Jarandilla el día 8 de diciembre, sin más. "Hemos tirado cohetes de alegría, porque han puesto un párroco de paisano con el que estamos encantados", dice Morales.

Los padres de los alumnos del colegio Hispano-Inglés de la localidad madrileña de Pozuelo de Alarcón han elaborado un documento en el que piden a los sacerdotes de Lumen Dei que abandonen el centro hasta el mes de junio, según manifestó ayer Enrique Cerdá, portavoz de los padres. Éstos han iniciado una recogida de firmas para demostrar que hay unanimidad en esta petición. En el centro ya se han registrado las anulaciones de 12 matrículas de niños, según declaró a Efe el anterior director, José Manuel Martínez Ruiz. Varios niños manifestaron ayer que del conjunto de sacerdotes que acudieron al colegio hace tres días ya sólo quedaban dos, que realizan sustituciones.

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Logo elpais

Ya no dispones de más artículos gratis este mes

Suscríbete para seguir leyendo

Descubre las promociones disponibles

Suscríbete

Ya tengo una suscripción