Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Moscú prepara albergues para acoger a cientos de miles de vagabundos

Los alrededor de 300.000 vagabundos y gente sin hogar que vive en Moscú, producto tanto de la crisis económica rusa como del alcoholismo, que siempre ha sido uno de los grandes problemas de esta sociedad, tienen seriamente preocupadas a las autoridades moscovitas, que han aprobado un plan especial para construir albergues de acogida en los 10 distritos de la capital. En lo que va de invierno, ya han perecido congeladas en Moscú más de trescientas personas.Diecisiete personas murieron, de frío en las calles de la capital entre el 30 de diciembre y el 2 de enero, y otras 94 sufrieron lo que en Rusia se conoce como trauma por enfriamiento. Todas estas personas -tanto las que perecieron como las que estuvieron al borde de la muerte por frío- se encontraban en un profundo grado de embriaguez.

En Rusia, oficialmente, hay cuatro millones de alcohólicos, pero la cifra real, según los expertos, es mucho mayor. El alcoholismo va en aumento, como demuestran las cifras de muertes relacionadas con la ingestión de alcohol: 18.200 personas murieron en Rusia por estas causas en 1990 y 52.800 lo hicieron en 1993.

Estas muertes se suelen asociar en la mente, popular. con el vagabundeo, pero las estadísticas muestran que la mayoría de las víctimas no son pobres sin hogar, sino personas que se emborrachan y caen dormidas en la calle.

Estafadores asesinos

Entre las víctimas del frío también hay vagabundos y mendigos, que en Moscú, según datos del Ministerio del Interior, suman cerca de 300.000 personas. La mayoría de los vagabundos son alcohólicos, muchos de los cuales, con la llegada del capitalismo a Rusia, vendieron sus apartamentos a precios irrisorios. Grupos organizados de estafadores se dedican a buscar a alcohólicos en los edificios o a personas indefensas, como ancianas solitarias, para comprarles sus pisos prometiéndoles darles otro en algún barrio alejado del centro. Y si la persona supone un riesgo para el grupo, simplemente la matan. Desde 1990, año en que comenzó la privatización, cerca de 30.000 personas han sido asesinadas en Moscú por estafadores que se apropiaron de sus viviendas.La otra gran categoría de vagabundos está compuesta por los miles de refugiados que han tenido que huir de las zonas de conflictos armados de Rusia y de la antigua URSS, como el Cáucaso y Tayikistán, y del nacionalismo surgido en las ex repúblicas soviéticas. Una gran parte de estos refugiados se ha concentrado en Moscú, donde han surgido campamentos de tiendas de campaña y de cajas de cartón en los que viven, a merced del hambre y del frío, refugiados tayikos.

El Ayuntamiento de Moscú tiene planes para tratar de resolver, por lo menos en parte, el problema de los vagabundos. Este año, las autoridades capitalinas piensan construir albergues en cada uno de los 10 distritos moscovitas, en los que los vagabundos tendrán derecho a dormir 30 días. Por el momento, en Moscú sólo funciona un albergue de este tipo, de 24 plazas.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Jueves, 4 de enero de 1996

Más información

  • Más de 300 personas han muerto congeladas