Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
PATRIMONIO: NACIÓ DE UNA FÁBRICA Y UN PALACIO FUNDADOS POR FERNANDO VI

San Fernando de Henares desempolva su origen real al cumplirse 250 años de su fundación

La Corona española decidió, a mediados del siglo XVIII, levantar a las orillas de los ríos Jarama y Henares una fábrica de paños finos y todo un pueblo a su alrededor. En torno a esta industria, que era también palacio, se levantaron 32 edificios para albergar a los empleados. Este conjunto incluía panadería, lonja, botica, molino, casa consistorial, cárcel y hasta mercería. Nació así en 1746 el Real Sitio de San Fernando de Henares. Sin embargo, a los pocos años, todo desapareció víctima del abandono, la desidia, las guerras y las malas administraciones. El actual Ayuntamiento de San Fernando de Henares está listo para celebrar el 250 aniversario de aquella fundación del pueblo.

MÁS INFORMACIÓN

"Muy pocos saben que San Fernando [28.900 habitantes] es un real sitio", relata la actual alcaldesa, Montserrat Muñoz, de IU. "Se olvida que este pueblo nació del sueño de un rey. La intención del Ayuntamiento es recuperar el pasado de un pueblo que fue modelo de industrialización en la época ilustrada", añade la alcaldesa.Todo comenzó con una decisión de Fernando VI (el pueblo se llama San Fernando en homenaje a este rey), que ordenó invertir, a medidados del siglo XVIII, grandes sumas para comprar la maquinaria más moderna de aquella época y poner en marcha su idea.

España necesitaba fábricas para abastecer sus posesiones de ultramar. Se trajeron expertos de toda Europa para manejar la complicada maquinaria y formar en su manejo a los españoles. Se proyectó una villa donde las viviendas, los servicios y el entorno siguieran en su diseño la ideología racional e ilustrada de la época: dos plazas unidas por, medio de una calle. En poco menos de dos años, todo el conjunto se puso en marcha.

Lo componían el edificio de la fábrica-palacio (así denominada porque, según algunos historiadores, el rey contaba con habitaciones privadas en esta edificación), la plaza cuadrada, la plaza redonda (declaradas conjunto histórico-artístico) y las huertas, jardines y sotos que circundaban el real sitio. Sin embargo, veinte años después, la fábrica desapareció

Las enfermedades que provocaba la cercanía de los ríos Jarama y Henares diezmaban a los trabajadores, según algunos historiadores. Otros estudiosos han sugerido que las muertes de los vecinos se debieron más bien a los excesos de comida y bebida. Había demasiadas huertas. El impresionante edificio, donde el rey tenía sus habitaciones privadas, fue convertido en hospicio.

Durante la Guerra de la independencia, las tropas francesas redujeron el edificio a ruinas. En 1947, un particular lo compró, y años después comenzó su derribo. Sólo permanece en pie parte de su fachada.

El Ayuntamiento quiere convertirlo este año en la nueva casa consistorial. "No podemos recuperar todas sus estructuras porque los planos se han perdido para siempre", asegura Muñoz. La rehabilitación de este edificio comenzará a mediados del próximo año.

El Ayuntamiento también convocará un referéndum para decidir la bandera de la localidad. "Necesitamos la participación de los vecinos, porque las actividades serán muchas: jornadas, exposiciones, charlas. Ya estamos preparando un libro en el que se explicará la historia del municipio. Muchos datos proceden de declaraciones orales de los ancianos del lugar", narra la alcaldesa.

El Ayuntamiento ha invitado al Rey para que presida los actos conmemorativos de la fundación del pueblo. "La Casa Real ya nos ha respondido que está estudiando el asunto y que nos darán una respuesta en breve", explica esperanzada la alcaldesa.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Lunes, 11 de diciembre de 1995