PAZ EN LOS BALCANES

Las tropas españolas de Mostar se preparan para la misión de la OTAN

Elcuartel general de los cascos azules españoles de Medjugorje bulle de actividad. Dos mil kilos de pintura verde de camuflaje, necesarios para repintar los 265 vehículos de la, Agrupación Aragón, reposan en un almacén de Divulje (cerca de Split), en espera de los planes definitivos de la OTAN. 'El cambio de gorra [la azul de la ONU por la verde de la OTAN] es muy fácil, una cuestión de segundos", explica el coronel Julio López-Guasch, jefe de la unidad, quien ya estuvo destinado en el cuartel general de la Fuerza' de Protección de la ONU (Unprofor) en Sarajevo en 1993.

"Tenemos una directiva de transición de Unprofor que está preparando el cambio, que va a suponer un despliegue sobre las líneas de confrontación, despliegue que ya hemos comenzado a hacer. Las misiones concretas. las tendrá que dar la división [francesa], de la que vamos a depender". Más de 1000 soldados franceses procedentes del nevado monte Igman, al sur de Sarajevo, están ya instalados a cuatro kilómetros al norte de Mostar, dentro de lo que fue zona de exclusivo dominio español. Se hallan en situación provisional, a la espera de la llegada del grueso del contingente que Francia aportará a la fuerza de la OTAN, unos 8.000 soldados más."No hay problema alguno de entendimiento con los franceses", dice el comandante Gómez de Valenzuela,. el oficial de enlace entre los todavía cascos azules españoles y la Fuerza de Reacción Rápida. "Poseemos la misma mentalidad, tenemos las mismas normas, sólo necesitamos conocernos un poco más". Todos aseguran no sentirse molestos o agraviados por el hecho de tener que depender, de la futura división francesa.

Franceses y españoles limpian estos días el derruido aeropuerto de Mostar, infestado de minas antipersonales.' Reconstruir tan sólo su astillada pista de aterrizaje va a costar más de un millón de francos franceses (25 millones de pesetas). No hay una sota empresa española involucrada en el titánico esfuerzo de reabrir el aeródromo. El plan inicial de españoles y franceses es levantar allí el cuartel general de la,división multinacional. España cerraría, pues, su base en Mostar oeste y reduciría al mínimo su presencia logística en Divulje.

El coronel López Guasch cree que España va a mantener la estructura actual, sin el aporte de nuevas armas, aunque no descarta posibles novedades. Va a depender, dice, de la misión definitiva que se nos otorgue. López 13uasch espera que se aproveche lo que. denomina "el dividendo de la afectividad" que existe en esta zona para con los soldados españoles y se les permita continuar trabajando en Mostar. "Creo que todo aconseja a que nos quedemos aquí", asegura. "La intención del mando es que sea de Mostar hacia el sur, incluido el corredor de Stolac".

Algunos, como el capitán José María González o el teniente Carlos Pascual, destacados en Mostar oeste, no ocultan su ilusión por poder participar en la primera misión terrestre de la historia de la OTAN.

El coronel López Guasch no cree que el cambio de casco su ponga un incremento de la in seguridad. "Esto está acordado. en Dayton por las tres partes. Se viene a forzar de alguna forma la paz, a tomar medidas coercitivas con una firmeza que hasta ahora no se había ejercido porque no había medios. Puede haber elementos que di sientan de los acuerdos, pero la población está a favor, está harta de la guerra".

* Este artículo apareció en la edición impresa del lunes, 27 de noviembre de 1995.

Archivado En:

Te puede interesar

Lo más visto en...

Top 50