Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Un agente tirotea a un fugitivo que le atropelló

La banda de la Vespa cayó ayer entre gritos, acelerones y disparos. Un remolino que sacudió la calle de Jerónima Llorente (Tetuán) y dejó a un agente herido por atropello y a un delincuente con un balazo policial en el brazo.Los hechos se originaron sobre las seis de la tarde, cuando dos agentes de la Brigada Provincial de Policía Judicial, tras una operación de vigilancia, se disponían a detener a tres hombres a los que se acusa de pertenecer a un conocido grupo de atracadores con al menos cinco asaltos a bancos. La pareja decidió detener a los delincuentes, que iban en un Porsche. Les cerró el paso con su vehículo. Un agente salió. Los perseguidos maniobraron bruscamente. El agente que había descendido, siempre según la versión policial, rompió el cristal de los fugitivos, golpeándolo con su arma. El conductor, entonces, apretó el acelerador, de forma que el Porsche chocó contra, el brazo del agente, al que se le disparó una bala. El proyectil destrozó el codo del conductor.

A los pocos metros, el coche se estrelló. Los tres supuestos delincuentes fueron detenidos. Uno fue evacuado por la propia policía al hospital La Paz. El policía atropellado ingresó en otro centro. Sufre contusiones múltiples.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Sábado, 25 de noviembre de 1995