Cartas al director
i

Ejecuciones 'legales'

Le escribo desde el idealismo de mis 20 años de edad para hablarle del desasosiego que me ha causado la ejecución del escritor nigeriano Ken Saro Wiwa y sus ocho compañeros. Es increíble que en puertas del siglo XXI un Gobierno pueda asesinar impunemente a miembros de la oposición, escudándose en la dudosa legitimidad del proceso judicial previo a la ejecución. Tras estas ejecuciones legales se ha impuesto el orden, y se han reducido las molestias: "Serán nueve personas menos que hablen del deterioro del medio ambiente, de las malas condiciones de vida de los ogoni y por extensión serán muchos los que se lo pensarán dos veces antes de recoger el testigo de estos nueve. Se acabaron los problemas".La comunidad internacional ha reaccionado primero con tibieza y ya después de los asesinatos con la amenaza de duras sanciones que dudo que afecten a los gobernantes del orden. Los medios de comunicación no le han dedicado mucho espacio a este caso hasta que no se ha producido la ejecución. Nuestra pasividad no ha condenado a Ken Saro Wiwa, pero desde luego no le ha ayudado en esta gran injusticia que ha sido su muerte.-

* Este artículo apareció en la edición impresa del jueves, 23 de noviembre de 1995.

Archivado En:

Te puede interesar

Lo más visto en...

Top 50