Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Garzón afirma que el ministro de Defensa comete "fraude de ley"

El contencioso sobre los papeles del Cesid, que ayer se negó a admitir el juez Baltasar Garzón, será elevado por el ministro de Defensa a la Sala de Conflictos de Jurisdicción, que encabeza el presidente del Tribunal Supremo, Pascual Sala. El magistrado afirma que lo que realmente pretende el ministro Gustavo Suárez Pertierra al negarle el acceso a dos documentos sobre la guerra sucia contra ETA "es la consumación de un auténtico fraude de ley" para sustraer el caso de la jurisdicción penal.

En un auto de 14 folios, Garzón rechaza el conflicto porque entiende que no existe materia sobre la que discutir la jurisdicción, ya que él nunca se ha arrogado competencias de clasificar o desclasificar documentos como secretos.

El juez, convencido de que Suárez Pertierra ha negado "paladina y reiteradamente" su colaboración con la justicia, enviará su auto al juez del Supremo que instruye el caso GAL, Eduardo Móner, por entender que los documentos en disputa pueden tener incidencia en todos los sumarios sobre la guerra sucia. El Gobierno entiende que Garzón carece de competencias para rechazar la admisión a trámite del conflicto y que, por tanto, se ha extralimitado en sus funciones. El Ejecutivo cree que lo único que debería haber hecho es decidir si renunciaba o no a seguir pidiendo los dos documentos del Cesid.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Viernes, 3 de noviembre de 1995

Más información

  • Suárez Pertierra elevará al Supremo el recurso por los papeles del Cesid