Muere el inspector Enrique Nieto a los cuatro meses de ser tiroteado por ETA

El máximo responsable de la Unidad Territorial Antiterrorista de Guipúzcoa (UTA), Enrique Nieto, de 46 años, murió anoche tras pasar 133 días en estado de coma, desde que el pasado 8 de junio fue tiroteado en la nuca por un etarra en San Sebastián. Era jefe de la Brigada de laPolicía Judicial de la capital donostiarra, estaba casado y tenía dos hijas. Nieto pasó los últimos cuatro meses internado, entre la vida y la muerte, en el hospital Nuestra Señora de Aránzazu de San Sebastián. El centro sanitario no informó anoche sobre las circunstancias concretas del fallecimiento.

El inspector jefe Enrique Nieto fue herido de muerte a las nueve de la mañana del 8 de junio, cuando salía de su domicilio, en el barrio donostiarra de Amara, para ir a su oficina. Las descripciones de los testigos y el arma utilizada llevó a la policía a la conclusión de que el asesino del jefe de la UTA de Guipúzcoa fue el etarra Patxi Segurola Mayoz, integrante del comando Donosti.

A Segurola se le atribuye también el asesinato del dirigente del PP Gregorio Ordóñez en enero pasado. El activista esperó a Nieto escondido en un portal y le disparó por la espalda en la cabeza a cañón tocante. Después huyó a la carrera hasta un coche que le esperaba a menos de 100 metros.

El inspector fallecido era considerado como un hombre progresista y de gran competencia profesional. Su trabajo le hizo merecedor de dos medallas al mérito policial con distintivos blanco y rojo, y recibió 40 felicitaciones públicas por sus actos de servicio.

Nacido en la localidad asturiana de Infiesto, ingresó en el Cuerpo Nacional de Policía en 1972 y estuvo destinado en Madrid y Oviedo antes de ser trasladado a su primer destino en el País Vasco: la comisaría de la localidad guipuzcoana de Pasaia (Guipúzcoa).

En 1990 asumió el cargo de inspector jefe de la Brigada de Policía Judicial del Cuerpo Nacional de Policía en San Sebastián y, apenas tres meses antes de sufrir el atentado, se hizo cargo también de la jefatura de la Unidad Territorial Antiterrorista de Guipúzcoa, tras los cambios introducidos por Juan Alberto Belloch.

Su primera intervención en este campo se produjo en mayo p asado, con la detención de varios integrantes de los comandos Y de apoyo a ETA y el registro de un local contiguo a la sede HB en Intxaurrondo, donde se halló material para fabricar explosivos.

Según sus compañeros, Nieto no tomaba especiales medidas de seguridad y solía salir desarmado a la calle.

* Este artículo apareció en la edición impresa del jueves, 19 de octubre de 1995.

Archivado En:

Te puede interesar

EmagisterCursos Recomendados

Lo más visto en...

Top 50