Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Marta Ferrusola culpa al tiempo del mal estado del césped del Camp Nou

Marta Ferrusola, esposa de Jordi Pujol, presidente de la Generalitat, declaró ayer ante el juez que la meteorología fue la causa del mal estado del césped del Camp Nou la temporada pasada. Ferrusola acudió al juzgado en calidad de testigo por la demanda que un grupo de nueve socios del Barça presentó contra las empresas Hidroplant, asesora de jardinería del club, y Ferrovial, la constructora que ejecutó la reforma del Camp Nou. La esposa de Pujol es consejera de la citada firma jardinera.

Pasadas las nueve de la mañana, Ferrusola se presentó en las dependencias del Juzgado número 26 de Primera Instancia para prestar declaración ante el juez Javier Forcada. La esposa de Pujol abandonó el edificio al cabo de una media hora sin realizar declaraciones.Ferrusolá se sometió a las seis preguntas que le formularon los letrados de la acusación y se refirió a que los problemas- surgidos en la hierba tuvieron su origen en el mal tiempo -las altas temperaturas- y no en el sistema de plantación. Respecto a las declaraciones que realizó en el sentido de que los inconvenientes se subsanarían con rapidez, señaló: "Yo sólo dije que la hierba estaría bien en primavera, como así fue". Ferrusola había achacado en diciembre pasado los problemas de la hierba a la disputa del Gamper cuando la planta requería tranquilidad.

Francesc Pulido, directivo azulgrana responsable del césped, también citado por el juez, coincidió con Ferrusola en que la meteorología influyó decisivamente: "La demanda es una iniciativa que parte de unos socios con derecho a hacer lo que crean conveniente si es en beneficio del club. Yo, como Barça, no tengo nada que decir".

Ferrusola, Pulido y algunos periodistas fueron los únicos que declararon ayer ante el juez. El técnico Johan Cruyff y cinco futbolistas -Hagi, Busquets, Guardiola, Ferrer y Nadal- no respondieron a la citación, aunque podrían hacerlo hoy.

Los demandantes, pertenecen a la asociación Miró Sans, en memoria del presidente que promovió la construcción del Camp Nou. Quieren que Hidroplant y Ferrovial indemnicen al club con 75 millones, que destinarían a la Fundación del Barça.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Viernes, 20 de octubre de 1995

Más información

  • Los jugadores azulgrana no testificaron